Analizan medidas para exceptuar de la cuarentena a un sector de la construcción

En el contexto de la emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia, el Ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis mantuvo una reunión por teleconferencia con representantes de la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO) y de la UOCRA.

El funcionario se comprometió a arbitrar los medios para reactivar algunas obras públicas. Para ello, buscarán exceptuar de la cuarentena a los proveedores de materiales y resolver la logística necesaria de equipos y trabajadores. Una negociación entre partes que pareciera dará sus frutos pero que deja afuera a gran parte de los trabajadores y empresas constructoras que se desempeñan en las obras privadas.

Desde el sector empresario plantean al Gobierno que es “fácticamente es imposible” continuar con muchas de las obras públicas que ya estaban en marcha por corte de la cadena de suministros y la suspensión del personal. Esto es lo que intentará modificar Katopodis para dar continuidad a obras y salvar puestos de trabajo.

Los constructores habían planteado buscar un instrumento, vía convenio colectivo, para realizar una suspensión de personal con acceso al cobro del fondo de desempleo y la inmediata vuelta al trabajo al finalizar la cuarentena. También ofrecieron pagar los salarios caídos bajo las siguientes condiciones: no pago de Cargas Sociales, ART y toda otra carga patronal; la reducción de las horas de 44 a 36 horas semanales, pero sin descuentos salvo Obra Social. Todos estos puntos fueron rechazados, en particular la quita de un porcentaje salarial. Solo se acordó el no pago del 20% de presentismo.

Con respecto a las obras con fondos públicos que se continuarían, el Ministerio y otros entes del Gobierno prometieron acciones urgentes para posibilitar el funcionamiento de la cadena de provisiones de las obras. Entre ellos, funcionamiento de las canteras y plantas de hormigón elaborado, despachos de stock de cemento, cal y hierro y entrega en fábricas o transporte a obras; más la revisión para liberar entregas de otros insumos en general.

En cuanto al personal, los gremios coordinarán la asistencia del personal a las obras y el apoyo de los delegados para coordinar protocolos de seguridad sanitaria en obras. Se realizará una revisión de condiciones de salud del personal previo a entrar al trabajo (temperatura, tos y otros). Las inspecciones de obra serán con asistencia mínima.

Por su parte, el Ministerio realizará gestiones ante el BCRA para bajar al 24% el interés de créditos al sector para todas las empresas, no solo Pymes. Y flexibilizar normas para acceso al crédito de pequeñas empresas, sin calificación bancaria.

Clarín


Related posts