AOMA: El cierre de Mina Aguilar “es un cachetazo a los trabajadores y la comunidad”

El Secretario General de la Asociación Obrera Minera Argentina rechazó por “improvisado e improcedente” el anuncio realizado por la empresa Minera Aguilar en torno al inminente cierre de la mina informado al gremio “un par de horas antes” de haberse conocido el comunicado de la compañía.

Desde el gremio se informó que la mención del cierre de la planta “fue avisada por la empresa un momento antes de dada a conocer a la opinión pública” lo que se interpreta como una decisión “inconsulta, sin parámetros que permitan prevenir el profundo daño social, el destino laboral, económico y social de los más de mil trabajadores directos e indirectos que se relacionan laboralmente” con el yacimiento.

En declaraciones a la prensa, al referirse al cierre de este legendario emprendimiento minero, Héctor Laplace sentenció que “como trabajadores exigimos que, en primer término, nos informen de los planes y se debatan las formas de desvinculación que intentarán aplicar para que se prevean recaudos con el futuro de la comunidad”. Demandando que esa delicada tarea de relacionamiento “se debió instrumentar antes del anuncio oficial del cierre mediante la utilización de mesas de diálogo” dijo el dirigente nacional. Al mismo tiempo reclamó “la presencia de las autoridades provinciales para que garanticen en forma fehaciente el respeto por los derechos de los trabajadores mineros y sus familias”. Resaltando a la vez que “esta medida es más que un cierre, significa una condena a un pueblo que lleva cuatro generaciones habitando esa zona en la Puna jujeña” manifestó.

“Esta disposición empresarial es un cachetazo a toda una comunidad que durante nueve décadas contribuyó a la generación de riqueza para la provincia y el país”, sentenció el máximo dirigente de los trabajadores mineros argentinos. Agregando seguidamente que “no se pueden olvidar que detrás de esta decisión existen personas y familias afectadas que demandan respeto, previsibilidad y solidaridad”, ya que desde las instalaciones de este yacimiento también se atienden las necesidades básicas de las comunidades adyacentes, como son las demandas de alimentos y atención sanitaria.

Por último Laplace sentenció que, desde AOMA, se “está abordando este delicado tema” para lo cual “estamos en permanente contacto con la dirigencia de la seccional Mina Aguilar”, acompañando este “inesperado y doloroso trance” al que son sometidos “trabajadores y comunidad” del yacimiento ubicado en la provincia de Jujuy que es propiedad de la multinacional Glencore.


Related posts