AOMA exige al sector «asociarse con la sociedad» y volver a una «política de Estado»

Mediante un preciso y detallado documento, la «Agrupación 17 de Octubre» efectuó un análisis de la realidad de la industria. El lineamiento interno que conduce las acciones de política gremial de la Asociación Obrera Minera Argentina, sesionó el miércoles 20 de abril en la ciudad de Salta.

Más de cien dirigentes provenientes desde las diferentes provincias que poseen representación de esta entidad sindical, se dieron cita en un hotel céntrico de la capital provincial desde donde dieron tratamiento a una nutrida agenda que comprendió, entre otros temas, la inflación, las paritarias, la precariedad laboral del sector y aspectos críticos sobre la pandemia que azota al mundo.

Presidido por el Secretario General de AOMA, Héctor Laplace, quien a su vez es la máxima autoridad de este nucleamiento interno, estuvieron presentes los integrantes del Secretariado Nacional de AOMA, conformado por Carlos Almirón, Adjunto; Horacio Savid, Tesorero; Rafael Ochoa, Administrativo; Rosa González, Acción Social; Javier Castro, Prensa y Cultura e Iván Malla, Seguridad e Higiene. En un preciso y contundente documento, se resaltó una frase del General Juan Domingo Perón: «La unidad nos da la fuerza, la solidaridad la cohesión», la cual define el espíritu de cuerpo de este sindicato

Estuvieron presentes en las deliberaciones delegaciones provenientes de las seccionales de Buenos Aires, Olavarría, Barker, Tandil, Río Negro, Neuquén, Santa Cruz, 28 de Octubre – La Calera – Córdoba, Frías, Entre Ríos, Catamarca, Jujuy, San Juan, Mendoza, San Luis, Mina Aguilar y Salta. En tanto que por AOMA Olavarría estuvieron presentes seis dirigentes: el secretario general Alejandro Santillán junto con los directivos mineros Bruno D?Amico, Walter Gómez, Emmanuel Enrique, Jorge Mangas y José Negrete.

En el informe final se señaló que «los trabajadores mineros argentinos pertenecientes a la Asociación Obrera Minera Argentina enrolados en la «Agrupación 17 de Octubre» ofrecemos a la sociedad un testimonio de unidad, compromiso, honestidad, responsabilidad y militancia en la consolidación de una organización sindical participativa, transformadora, presente y transparente».

Asimismo, sentenciaron que «La fortaleza de nuestra entidad se ha experimentado ante la crisis económica, social y sanitaria que azota al país en los últimos años. Los hombres y mujeres de nuestra entidad han sumado esfuerzo y militancia para que la actividad siga produciendo y la familia minera no resigne los logros que desde el año 2004 venimos concretando en todas las regiones del país».

«Nunca dejaremos de rendir nuestro más sentido homenaje para esos grandes hombres y dirigentes que cimentaron la creación de AOMA. Por ello recordamos aquellos años que fueron muy difíciles para la clase trabajadora, en particular durante la última dictadura militar instalada en el poder en marzo del año 1976. En ese tiempo se sufrió cárcel, persecución, torturas, desaparición y muerte». Para luego señalar que «impere recordamos a nuestros mártires como lo son Abelino Bazán, de Mina Aguilar en Jujuy, a José Benedicto Ortiz, de Mendoza y el «Negro» Carlos Moreno, abogado que nos representara en Olavarría», quienes fueron secuestrados y muertos durante la homicida dictadura» que gobernó el país entre 1976 y 1983.

Aseguraron en la proclama que «está en nuestro ADN sindical la lucha constante por las reivindicaciones; el enfrentamiento contra la adversidad y las pretensiones irracionales de la patronal. Esas situaciones de desventajas nos hicieron sólidos para aceptar los desafíos de una realidad compleja». Entendiendo que lo han demostrado desde marzo del año 2020, cuando el país ingresó a la emergencia sanitaria producto del Covid-19.

Para lo cual entienden que «Desde la llegada de la pandemia, trabajadores y trabajadoras mineras, fuimos nominados como «esenciales» para contribuir a la no paralización del país productivo. Esta consigna la hemos cumplido con creces. Desde ese instante nos hemos convertido en verdaderos protagonistas de la actualidad de nuestra industria. Estuvimos y estamos presentes. Trabajamos con nuestra gente con unidad, organizados, comprometidos, y siempre leales a nuestras convicciones».

Reivindicaron la decisión gubernamental que declaró «esencial» el trabajo de los mineros. Instancia que permitió demostrar «a la comunidad nacional de qué se trata nuestro trabajo; el cual lo hacemos, tanto en la montaña, como en el desierto; en zonas inhóspitas y olvidadas, caracterizadas por la distancia y largas ausencias de nuestros compañeros y compañeras con la familia».

La agrupación que lidera la conducción del gremio entiende que «desde la organización dimos testimonio de fortaleza institucional y operativa» de la institución, lo que permitió exponer «las cualidades de nuestros dirigentes sindicales y así estar presentes activamente en los Comités de Emergencia de cada localidad o provincia», acción que se desplegó en la minería metalífera; en cada molienda, fábrica y cantera.

El cónclave sentenció que siempre desde la entidad gremial estuvimos «unidos y solidarios para afrontar fortalecidos esta emergencia sanitaria. Como nos dijera el General Juan Domingo Perón, «La unidad nos da la fuerza, la solidaridad la cohesión». En otro tramo del documento ratificaron el lineamiento institucional en torno a la presencia de AOMA en la mesa de los Convenios Colectivos de Trabajo. Poniendo de relieve el abordaje del tema sobre «la paridad de género en nuestra actividad. Consolidando la presencia de las compañeras trabajadoras y compañeros trabajadores para formar parte de nuestra actividad sin exclusión ni marginalidad ante la identidad de género».

Sobre las paritarias desarrolladas en los últimos meses expresaron que «nos sentimos orgullosos de los logros de nuestra organización. Sostenemos, sin renunciamientos, la consigna de que la inflación no le gane a los sueldos dentro del sector». Agregando que «sentimos la necesidad de manifestar que la adversidad nos ha hecho mejores personas y dirigentes con mayor compromiso» a nivel nacional y en cada seccional.

Entendieron que se debe reafirmar el mandato de que «todos somos responsables de escribir una historia superadora, caracterizada de lucha y logros. No resignaremos, bajo ningún concepto, los derechos y las conquistas obtenidas». Para lo cual expresaron que la historia de AOMA «nos exige hacer sentir nuestro pensamiento» por lo cual ratifican que «la industria minera es lícita y que desde las entrañas de nuestros suelos la minería puede dar respuestas concretas al crecimiento sostenido del país».

Exigieron para la Argentina regrese a «a reeditar reglas claras para los inversores» mediante una «Política de Estado minera para retomar el permanente ingreso de capitales nacionales y extranjeros. Bregamos por consolidar un mensaje homogéneo, veraz y convincente que nos acerque a una sociedad que desconfía de la industria». AOMA reclama al sector empresarial «un mensaje claro y sin titubeos. Dejar de mirarse el ombligo y pensar más en que el beneficio común, permitirá acceder a una sociedad que se asocie y no impida. Deberán hacerlo con transparencia y empatía».

Para los trabajadores mineros se debe «seguir construyendo avances y beneficios sobre cimientos sólidos», para lo que invitaron a los gobiernos provinciales y al gobierno nacional «a retomar el camino del dialogo y los consensos para revertir las críticas y prohibiciones». Confirmando que desde esta entidad gremial «está del lado del pueblo», deseando que como sector, «así lo demostremos y actuemos». Consideran «que el diálogo y el consenso es la primera inversión que las empresas del sector deben hacer». Solicitaron la necesidad de decir «Basta de insistir con asociaciones intrascendentes y de conveniencia». Para lo cual se deberán «relacionar con la sociedad mirando a los ojos y sin esconder nada, experimentando capacidades de cambio desde el sentido común».

En una dura crítica a los empresarios dijeron que «Los empleadores mineros «deben» entender que tercerizar, es precarizar» volviendo una vez más a denunciar esta situación que se observa en diferentes regiones. «Mucho más aún, cuando aplican otras Convenciones Colectivas de Trabajo. Esta situación la hemos denunciado permanentemente».

AOMA demandó que es imprescindible consolidar «alianzas sociales en las comunidades cercanas a los yacimientos» tendiendo de esa forma «a promover el desarrollo de los proveedores locales y regionales a los efectos que la incidencia económica sea en la zona de influencia de la actividad». Ante esto que reclaman manifestaron que «rechazamos los acuerdos entre corporaciones que privilegian intereses que atentan contra las economías regionales. Decimos basta a sostener espejitos de colores y a la hora de la inversión, esas promesas, se desvanecen ante el avance de los lobbies ubicados en grandes ciudades desde donde se expresan siempre contra la industria, están a miles de km y acceden a fabulosos contratos. Mientras, las fuerzas vivas regionales, observan cómo les pasan de largo las oportunidades».

Este cuerpo definió que como entidad sindical seguirá «ocupando espacios con un mensaje muy claro», entendiendo que son «el testimonio de las ventajas de la industria, esto no significa hacer oídos sordos a los reclamos de las diferentes voces que se oponen a la industria. Para ello, ratificamos, el posicionamiento de AOMA en los diferentes foros sociales, empresarios y académicos. No somos espectadores, somos parte de una realidad que nos exige ser transformadores». Seguidamente invitaron al resto de los subsectores que componen la actividad minera nacional «que comiencen a realizar lo propio, el país necesita más y mejor minería». Aseverando que «en AOMA, ya estamos en ese rumbo».

Por último, el documento de este nucleamiento expresó un mensaje hacia los diferentes niveles de conducción de la entidad gremial que «debemos reafirmar el ineludible compromiso con nuestros trabajadores. Debemos ser esos pastores que hablábamos hace varios años, pastores, con olor a rebaño de nuestras ovejas, y sin dudar, ellos nos seguirán acompañando». Así concluye el documento que lleva la firma de Héctor Laplace en carácter de presidente de la «Agrupación 17 de Octubre».

Elpopular.com.ar

Comparte:

Noticias relacionadas