Arcioni confirmó que buscará habilitar la minería en Chubut

A pesar de la reciente crisis social que generó el tema en Mendoza y la marcha atrás que debió dar Rodolfo Suárez, el gobierno de Mariano Arcioni confirmó que intentará habilitar la minería en Chubut, en un intento desesperado por conseguir fondos para salir de la crisis económica.

Así lo afirmó en las últimas horas el secretario general de Gobierno chubutense, Carlos Relly, en una declaración que ya generó rechazo de parte de los grupos ambientalistas que convocaron a movilizaciones en toda la provincia.

«La minería es la columna vertebral de un plan estratégico de crecimiento económico y desarrollo social» que anunciará próximamente Arcioni, declaró Relly. El funcionario confirmó así que enviarán a la Legislatura un proyecto para modificar la Ley 5001, aprobada en 2003 tras el levantamiento popular «No a la mina» en Esquel.

Fuentes de la política chubutense dijeron a LPO que Arcioni la tendrá complicada para modificar la Ley 5001 en la Legislatura, aunque tiene mayoría. «Los diputados no se van a animar», resumió una fuente ante la esperable presión popular que provocará el tema.

Según detalló el ex legislador de la UCR, el proyecto habilitaría la minería en la zona de la meseta y mantendría la prohibición en la zona cordillerana, donde es mayor el rechazo popular. Sin embargo, la actividad es rechazada en toda la provincia por el uso del agua.

«Creo que tenemos licencia social para explotar la minería en la zona de la meseta y que podría ser un recurso para crecer como Estado», aseguró Relly, que agregó que «no se va a usar ni cianuro ni agua dulce para consumo humano».

El funcionario cercano a Arcioni también admitió que esperan que el tema genere rechazo de un sector de la sociedad, aunque los tildó de «fanáticos». La provincia es escenario de protestas de trabajadores estatales desde hace casi un semestre, por lo que se espera que la convulsión continúe.  «Va a haber un sector con un pensamiento fanático que va a decir que no, y que no tiene argumentos para decir por qué no, ni para fundarlos, no va a haber forma de que razonen esto», indicó Relly.

Tras los dichos de Relly, organizaciones ambientalistas se declararon en alerta y convocaron a movilizarse, algo que ya habían hecho en los últimos días de diciembre ante la posibilidad de que el gobierno colara de sorpresa el proyecto para habilitar la minería en la última sesión del año. La Iglesia ya le había hecho saber a Arcioni que rechazará el proyecto, en línea con la ofensiva del Papa Francisco.

Además de la necesidad de conseguir fondos, Arcioni también se ve presionado por la idea de Alberto Fernández de empujar la actividad minera para reactivar la economía. «En Chubut hemos logrado que en la zona de la meseta podamos explotar oro y plata. Allí está nuestra riqueza y eso es abrirnos al mundo con inteligencia», declaró el presidente apenas asumió.

Se refería al Proyecto Navidad de la compañía canadiense Pan American Silver, que promete inversiones por mil millones de dólares y miles de puestos de trabajo. Se estima que podría tener una producción de 16.5 millones de onzas anuales de plata-cobre y plata-plomo. Mauricio Macri ya intentó, sin éxito, que Chubut lo habilite.

En diciembre, Arcioni se reunió con el secretario de Minería, Alberto Hensel, y adelantó su idea de habilitar la actividad. «La provincia está capacitada para poder desarrollar sus recursos naturales con el debido control que requiere cualquier actividad extractiva», indicó.

La Política On Line


Related posts