Argentina buscará cobrar tarifas retroactivas a los productores de litio

Argentina buscará cobrar a los exportadores de litio tarifas retroactivas por las pérdidas fiscales y monetarias generadas por la subfacturación de esas empresas, aumentando las tensiones entre la el país y su floreciente industria del insumo clave para las baterías de metal.

El ajuste se produciría después de que el Gobierno estableció un precio de referencia para los envíos de carbonato de litio para proteger sus reservas de divisas e ingresos fiscales. Dicha medida fue diseñada para agregar transparencia, sin embargo, sembró confusión entre los inversionistas de litio que ya estaban asustados por la probabilidad de precios más bajos.

La fijación de precios de referencia permite a los funcionarios “prevenir maniobras de subfacturación con exportaciones” que se detectaron en los últimos dos años, según un comunicado de la aduana y la agencia federal de impuestos.

Si bien Argentina no ha destacado a ninguna empresa, la estadounidense Livent Corp., que opera uno de los dos proyectos productores de litio de Argentina, registró el miércoles una caída del 14%, la mayor en dos años. Subió un 4% este jueves.

Argentina es el cuarto mayor exportador de litio del mundo. Tiene un enorme potencial para aumentar la producción del metal codiciado por los fabricantes de baterías y vehículos eléctricos, y los inversionistas han estado acumulando dinero en nuevos proyectos en las salinas de los Andes.

Un proyecto propiedad de Ganfeng Lithium Co. de China y Lithium Americas Corp. de Canadá está programado para este año unirse a Livent y Allkem Ltd. para llevar el mercado argentino del litio.

Bloomberg L.P.

Comparte:

Noticias relacionadas