Argentina y Brasil buscan acordar un intercambio «automático» de información

La Argentina y Brasil avanzarán en la negociación de un acuerdo de intercambio de información fiscal de manera «automática» y con datos actualizados anualmente cada fin de año. La intención es profundizar el tratado ya firmado entre los dos países a mediados de 2013; y que alcance todas las operaciones tributarias y financieros de los argentinos radicados, o no, en el país vecino. El tema fue tratado ayer en Brasilia por los ministros de Hacienda de la Argentina y Brasil, Nicolás Dujovne y Henrique Meirelles, en una visita del primero a la capital del país vecino durante el viaje que del presidente Mauricio Macri (ver pág. 5). Además, prometieron trabajar en un nuevo acuerdo sobre la doble imposición del Impuesto a las Ganancias, un viejo reclamo de las empresas radicadas en los dos países.

La Argentina y Brasil tienen ya un acuerdo de intercambio de información firmado desde octubre del año pasado, pero que alcanza sólo el pedido puntual de datos desde la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) a la Secretaría de Ingresos Federales del Brasil que dirige Jorge Rachid. Hasta ahora, para solicitar los datos de un argentino en Brasil (y viceversa), cualquiera de las dos administraciones debe demostrar que hay una investigación en marcha y que los datos que se requieren son fundamentales para completarla. La idea es que en un nuevo acuerdo, el intercambio se profundice y que de manera automática la AFIP obtenga las operaciones sobre datos de pagos impositivos, fiscalizaciones, declaraciones de bienes muebles, inmuebles y financieros, y movimientos de dinero en el sistema bancarios del país vecino sin necesidad de pedir permiso de manera individual. Para esto una vez al año los dos países actualizarán sus bancos de datos impositivos a fin de cada ejercicio, para que la AFIP o la Secretaría de Ingresos Federales pueda obtener la información y compararla con las declaraciones locales o brasileñas. El organismo que maneja Rachid en el país vecino obtendrá datos sobre los impuestos a las Ganancias, Valor Agregado, Internos, Ganancia Mínima Presunta, Bienes Personales y derechos aduaneros. En el Brasil se implementará sobre los impuestos a la Renta, Productos Industrializados, Propiedad Territorial Rural, Importación de Productos Extranjeros y sobre la Exportación. En los dos casos, también habría acceso inmediato a los datos sobre propiedades y sociedades en los dos países.

En todos los casos, la información será desde el año en que se firme el ejercicio hacia delante, y no hacia atrás, con lo que si el acuerdo se define este año la AFIP podrá obtener los datos impositivos, fiscales y financieros de un argentino o residente local desde este ejercicio y los posteriores, pero no los anteriores.

Sociedades

La idea es que en un plazo de tiempo no superior a 12 meses (en lo posible desde fines del segundo semestre o comienzos de 2018), la AFIP pueda detectar propiedades de argentinos en Brasil, además de sociedades registradas y operaciones financieras no declaradas en el país. En la mira están todas las tenencias de ciudadanos locales registrados en Impositiva, que tienen departamentos, casas y sociedades comerciales en Florianópolis, Buzios, Río de Janeiro y San Pablo, donde se supone está la mayor concentración de bienes no declarados en la Argentina.

La Argentina y Brasil son algunos de los 100 estados que ya firmaron el convenio de intercambio automático de información tributaria auspiciado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) que comenzó a regir desde este año y que debería aplicarse de manera universal desde 2018. El Gobierno tiene acuerdos cerrados ya con varios estados clave, como Suiza, Uruguay, Chile, España y están en negociaciones con muchos de los países pertenecientes a la Unión Europea. Mientras tanto se intenta salvar el acuerdo que ya fue cerrado y rubricado con los Estados Unidos en la era Obama y que, se teme, sea anestesiado por el Gobierno de Donald Trump. La intención oficial es que una vez que termine el blanqueo impositivo el 31 de marzo comiencen a acelerarse los intercambios de información entre los sistemas tributarios del mundo, para detectar argentinos que tengan activos físicos y financieros que no hayan ingresado en el blanqueo.

AF

Comparte:

Noticias relacionadas