Aseguran que Altar es uno de los proyectos mineros más importantes para el futuro minero de San Juan

Localizado entre los pórfidos de cobre del departamento Calingasta, el proyecto Altar ha avanzado en sus tareas exploratorias hasta el punto de determinar tres cuerpos minerales. El Country Manager de Aldebaran Resources, Lic. Javier Robeto, explica la situación del emprendimiento localizado en la provincia de San Juan, así como los próximos pasos. Un detalle pormenorizado de Altar, que empieza a cobrar forma para codearse con algunos de los más grandes proyectos de cobre.

¿Cuál es el análisis que se puede realizar luego de la salida de Vale de PRC?

Localizado entre los pórfidos de cobre del departamento Calingasta, el proyecto Altar ha avanzado en sus tareas exploratorias hasta el punto de determinar tres cuerpos minerales. El Country Manager de Aldebaran Resources, Lic. Javier Robeto, explica la situación del emprendimiento localizado en la provincia de San Juan, así como los próximos pasos. Un detalle a fondo de Altar, que empieza a cobrar forma para codearse con algunos de los más grandes proyectos de cobre.

¿Cómo podría definir la actualidad de Altar luego de la determinación de recursos publicada en marzo pasado?

La presentación de marzo pasado es muy importante para Aldebaran: la determinación de recursos previa fue realizada en 2018 sobre información proveniente de antiguos operadores, entre ellos Sibanye Stillwater así como Peregrine Metals, la junior original. La característica de ese viejo recurso es que se basaba en parámetros geoestadísticos y no tenía prácticamente ningún desarrollo de control geológico. La tarea de reloggeo de 120.000 metros históricos perforados en Altar fue muy intensiva, la cual nos demandó poco más de un año.

Sobre esta base se definió un nuevo modelo geológico, y se construyeron modelos 3D de litología, alteración, con leyes de diferentes metales de interés; el nuevo recurso publicado está bajo un control geológico y estructural que el anterior no poseía. Por todo lo anunciado previamente es que contamos con la información más certera y fiable.

Se han determinado un total de tres depósitos: Altar Central y Altar Este en la parte principal, donde está definida la mayor cantidad de mineralización de cobre y variable presencia de oro, sobre todo mayor en la parte inferior de Altar Este. El tercer depósito es el descubrimiento de2016-17, QDM (Quebrada de la Mina), localizado 3 km al oeste de los dos primeros depósitos.

QDM nos tiene muy entusiasmados por dos motivos:

  1. Las perforaciones son alentadoras, de momento que esta zona contiene mineralización cuprífera conocida de los pórfidos de Calingasta, pero a la vez tiene muy buenos valores de oro, por lo general en una relación 1:1
  2. QDM posee un perfil metalúrgico diferente porque no tiene prácticamente presencia de arsénico, a diferencia de las zonas cercanas a superficie de Altar Central y Altar Este. Ello también nos hace pensar que la mena proveniente de QDM podría ser algo más sencilla en términos metalúrgicos.

Una brecha de 3 km separa QDM de Altar Central y Este, ¿existe alguna primera lectura o estimación de qué podría presentarse en ese espacio?

En esa zona de 3 km podríamos afirmar que no hay nada de trabajo realizado, con la única excepción de algunas tareas muy preliminares. Para la preparación de la campaña 2021-22 pensamos trabajar fuerte, inclusive con perforaciones, luego de haber completado unos trabajos de definición de targets. Además, sobre esa zona contamos con todo mapeado, una cobertura del 100% con estudios de espectrometría satelital, y lo que nos está retornando buenos resultados son las grillas de talud cada 100 metros, lo que facilita la identificación de targets que están siendo perforados en la actual campaña 2020-21, y ya estamos pensando para la campaña 2021-22.

Específicamente, en esta brecha de 3 km, las indicaciones que poseemos provienen de muestras de superficie y de resultados de muestreo y mapeo. Se observan algunos cambios en los perfiles de alteración de rocas, una transición de migración hacia alteraciones que son más interesantes, con presencia de arcillas que invita a seguir analizando. En estos 3 km se ha encontrado presencia de cobre secundario -óxidos- asociado principalmente crisocola; contamos con identificaciones en campo y ahora las estamos complementando con trabajos de geofísica, más aquello correspondiente a trabajos satelitales.

Al momento, lo que hemos observado en esta brecha de 3 km, es que se asemeja principalmente con Altar Central, al menos con las manifestaciones de cobre en superficie.

Atento a la información metalúrgica existente, ¿se podría pensar en una operación rápida que permita avanzar en la producción de cátodos?

Se trata de un escenario que se está evaluando; el enfoque del proyecto es diferente, porque a la luz de los viejos recursos de 2018 siempre se pensó y avanzó sobre la base de perforaciones bastante someras, de 350 a 400 metros de profundidad, para generar un pit de grandes dimensiones, con mucho tonelaje y leyes relativamente bajas. Entonces, lo que sucede en estos casos con el nuevo enfoque, es que hemos intentado salir del gran pit con alto tonelaje y baja ley, para pasar a enfocarnos en los 3 sistemas mineralizados identificados al momento, y hacer el ejercicio de tener mayor control geológico, sobre todo con lo que es estructuras y los condicionantes litológicos para mejor definición. Esto nos está dando zonas de menor tonelaje, leyes más favorables, y en la parte supergénica cercana a superficie o aquella con mineralización de cobre secundaria, allí podemos pensar en una producción de cátodos, sobre todo porque el arsénico era prevalente, pero se observa que está vinculado el arsénico a estructuras más restringidas. Todo ello hace pensar que si se avanzara con un tipo de explotación de este estilo de cátodos, el arsénico no tendría tanta injerencia.

Existe la posibilidad de que Altar Este pueda ser minado a través de métodos subterráneos, ¿existen ejemplos de  producción de cobre a gran altura con métodos UG?

La cota del proyecto se encuentra entre los 3.500 y 3.800 msnm. Lo que sirve para pensar en una operación mixta específicamente en Altar Este son dos factores:

  1. A la altura de Altar Central y Alta Este sería fácil crear una rampa a la bajada de la quebrada, que es donde se localizará el campamento. Por lo tanto, el desarrollo de infraestructura a realizar es bastante recto para alcanzar ese cuerpo de mayor ley en Altar Este en la parte profunda;
  2. En la parte más profunda de Altar Este se presenta mineralización de oro junto con cobre; no sería entonces específicamente una operación de cobre como los típicos pórfidos chilenos y también como sería en Altar Central, ya que la presencia de oro y sus créditos asociados ameritarían una operación subterránea en Altar Este

En el caso de Altar Central sería una operación de pórfido cuprífero andino como los que se localizan en Chile, en el cual en función de lo encontrado y con perforación profunda, se trataría de un tradicional Open Pit, no observamos un escenario para una operación subterránea. Lo que sí tiene este tipo de explotaciones mixtas es que en algunos sectores se puede avanzar en operaciones a cielo abierto y en otros subterráneas, y de esta manera serán diferentes los tipos de mena encontrados en diferentes partes del sistema. Mayor presencia de arsénico en zonas cercanas a superficie, mientras que la explotación más profunda, generalmente por debajo de los 500 metros, donde la disminución de arsénico es muy significativa. Al contar con una mena con más presencia de arsénico que otra, se podría obtener un blend donde se baje la presencia de arsénico en el futuro concentrado, lo cual representa una penalidad en la refinería. Esto es parte de la estrategia de avanzar en el conocimiento y avanzar en la identificación de nuevos recursos y reservas de una mena más limpia, que está en lo más profundo del proyecto.

¿QDM, a 3 km de Altar Central y Este, podría considerarse como una operación a cielo abierto?

Al hablar de QDM nos referimos en realidad a dos sistemas mineralizados bien diferentes. Los primeros descubrimientos por parte de operadores previos se dieron en una zona que es netamente aurífera cercana a superficie, con lo cual es muy amigable a una futura operación a cielo abierto, sobre todo con control litológico muy importante con alta presencia de dacitas, es un oro diseminado, y hemos alcanzado recursos medidos e indicados de 1,6 Moz de oro. Eso es lo que refiere estrictamente a QDM.

Un dato no menor es que adyacente a la zona QDM se realizó un descubrimiento en 2016-18 que es muy interesante y sobre el que estamos trabajando bastante, conocido internamente como Pórfido Radio. Se trata de una zona que, en profundidad, asoma con muy buenos valor de cobre y oro. Por lo tanto, cuando hablamos de QDM estricto remitimos a una zona con 1,6 Moz de oro cercano a superficie, e inmediatamente y más profundo contamos con un sistema mineralizado que es más parecido a un pórfido de cobre-oro, ello derivado de los resultados de la anterior campaña, donde se incluyeron tareas perforatorias. Aquí es algo más profundo, y no se han ejecutado modelamientos o escenarios para pensar en una explotación, pero viendo las profundidades se podría pensar en una operación subterránea.

Luego de reloggear los 120.000 metros históricos, ¿Aldebaran continuará con más tareas perforatorias exclusivamente, o se abre la puerta al desarrollo metalúrgico en forma paralela?

Los próximos pasos contarán con dos ejes principales de trabajo:

  1. En los 3 depósitos más conocidos seguiremos avanzando: entre julio y agosto tomaremos unas muestras adicionales sobre los pozos perforados este año para ser utilizados en estudios metalúrgicos. Comenzaremos a trabajar en la incorporación de parámetros económicos sobre los 3 depósitos, con la intención de avanzar en un PEA (Estudio Económico Preliminar), algo que Altar aún no posee.
  2. En forma paralela, reconocemos de que en un área de 12 mil hectáreas prospectivas han surgido nuevas áreas complementarias en 2021-22, muchas de ellas sin ninguna perforación; estaremos avanzando fuertemente aquí en la próxima campaña, en el sur de la zona QDM Radio, Altar Central, y zonas auríferas nuevas no reconocidas anteriormente, bastante alejadas de los 3 depósitos existentes.

En Aldebaran consideramos que Altar es un muy buen proyecto, por lo que seguiremos apostando por la exploración.

También considero de importancia señalar que el sistema mineralizado trasciende la concesión minera, con lo cual muchas zonas están en Altar y otras en Río Cenicero, lo que es parte también parte del acuerdo de exploración en Río Cenicero con el IPEEM (Instituto Provincial de Exploraciones y Explotaciones Mineras).

Si se considera la llegada de una nueva Era del Cobre a nivel mundial y el avance paralelo de Altar, ¿se podría pensar que el proyecto podría comenzar a ubicarse en las grandes ligas?

Altar Río Cenicero es un activo de alta calidad y prospectividad: estamos hablando de un proyecto que realmente tiene un recurso mineral muy grande. Se localiza en un vecindario atractivo como Calingasta, en la faja cuprífera de la provincia de San Juan. A nuestro entender, el proyecto ya está  en condiciones de ser un emprendimiento de los importantes en el futuro próximo, especialmente porque como industria del cobre estamos fallando en el descubrimiento de nuevos proyectos; es un hecho innegable con todas las proyecciones que se realizan que la brecha entre oferta y demanda de cobre se profundizará a partir de 2025.

Estos cuatro años que nos separan son muy pocos para los tiempos de la minería: la demanda no podrá ser cubierta, ni siquiera con la apertura de nuevas minas ya reconocidas con casos como Taca Taca. Por lo tanto, necesitamos acelerar los pasos para cubrir esa demanda que se avecina en el horizonte cercano.

La estrategia que poseemos es trabajar sobre recursos de cobre y oro, y contar con un buen timing para la oferta mundial del cobre.

El proyecto Altar, principal activo de Aldebaran Resources, es parte de la estrategia de avanzar lo más rápido posible para definir un recurso de alta calidad de cobre y cobre/oro para 2025. Creo que estamos bien encaminados, y la idea es un recurso con reserva de alta calidad para un gran operador que esté interesado en ponerlo en producción. En este momento no contamos con la dimensión de proyectos vecinos como Pachón y Los Azules, pero nos estamos encaminando a posicionarnos en un buen lugar.

¿A cuánto asciende la inversión acumulada en Altar?

Desde nuestro ingreso como Aldebaran Resources en 2018 hemos invertido cerca de US$16 millones. Es preciso recordar que Sibanye Stillwater es el titular de la propiedad minera, compañía con la cual tenemos un acuerdo de inversión, el cual establece nuestra obligación de invertir un mínimo de US$30 millones para 2023, lo cual nos permitirá acceder al 60% de participación en el proyecto.

Posteriormente se abre una ventana de oportunidad, a través de la cual podríamos acceder a un 20% adicional en el proyecto Altar, a través de la inversión de US$25 millones adicionales en gastos de exploración, lo cual nos implicaría contar con una participación del 80% en Altar.

Al momento estamos trabajando con dos máquinas perforadoras en Altar, e intentando prolongar los trabajos hasta que el clima nos permita, permanecer lo máximo posible hasta mediados o fines de mayo, con una inversión cercana a los US$18 millones.

Panoramaminero.com 


Related posts