Aseguran que el conflicto de los trabajadores de Mansfield es un problema entre privados

Ricardo Alonso, desde la Secretaría de Minería, asegura que el conflicto de los trabajadores de Mansfield es un problema entre privados, nada puede hacer el Gobierno.

Explicó cuál es la agenda de trabajo de esta cartera en contextos de pandemia; por otro lado aseguró que el conflicto de los trabajadores de Mansfield es un problema entre privados que deberá determinar la Justicia y que nada puede hacer el Gobierno al respecto.

V. C.: Secretario Alonso, ¿Cómo se encuentra trabajando la Secretaría de Minería en estos contextos de emergencia sanitaria?

R. A.: Estamos exactamente igual que todos los organismos del Estado, haciendo lo que se puede hacer en esta situación de pandemia. Estamos trabajando normalmente pero con muchas medidas restrictivas en todo lo que es el protocolo de bioseguridad, tratando de no exponer demasiado a la gente, porque sabemos que ha habido contagios en varias oficinas del Estado; por lo tanto estamos cuidándonos y cuidando a la actividad minera con los controles de todos los protocolos de bioseguridad.

V. C.: Ricardo Alonso, ¿Cuáles son las inquietudes que tienen las empresas mineras?

R. A.: Todas las empresas y todo el mundo está en esta situación sumamente complicada. La actividad minera era el mejor lugar para estar aislados en la cordillera, en donde no hay manera que llegue el virus; pero después de lo que pasó en Jujuy, hubo que disminuir completamente la cantidad de personas y dejar el personal mínimo para cumplir con las tareas esenciales, en algunos casos sólo quedaron guardias ambientales mínimas.

V. C.: ¿Qué le piden las empresas mineras al Gobierno?

R. A.: Fundamentalmente las peticiones tienen que ver con el tránsito, hay muchos problemas para moverse por las provincias, sobre todo para ir de Salta a Jujuy y viceversa. Hay muchísimos mineros salteños que trabajan en Jujuy y muchísimos mineros jujeños que trabajan en Salta, pero dada la situación, se instrumentó la obligación de tener estudios PCR en la subida y también en la bajada. Son tiempos muy difíciles en los cuales estamos todos comprometidos para lograr la mayor seguridad de todos los que trabajan en la actividad minera.

V. C.: ¿Hay empresas interesadas en invertir en el norte?

R. A.: Hoy en día nuestra filosofía consiste en tratar de conservar las empresas que están, antes de soñar que pueden llegar empresas con la situación que vive el mundo. No hay que olvidarse que no solamente tenemos problemas serios estructurales con el riesgo país, el dólar desdoblado y el giro de utilidades; todo eso genera un freno en las inversiones. La potencialidad de los yacimientos está pero todo está frenado por esta situación de la pandemia.

V. C.: ¿Cuál es la situación de los trabajadores de Mansfield?

R. A.: En realidad son trabajadores de una empresa de servicio que prestó servicio a la empresa Mansfield. Estamos hablando de personas que son electricistas o operarios en general, porque esta es una empresa de servicios eléctricos, y la empresa que los subcontrató dio por concluido el contrato. La empresa Mansfield ha estado asumiendo esta situación y ofreció pagar toda la deuda que podía haber, pero hay un grupo de esta gente que se resisten a esta cuestión. No es un problema minero sino un problema que tiene que ver con trabajo. Nosotros no tenemos nada que hacer en esta cuestión porque no es un problema de minería, es un problema de un contrato de trabajo.

V. C.: ¿Es un problema entre privados?

R. A.: Un problema entre privados que tiene que resolver la Secretaría de Trabajo o la Justicia.

Fuente: Voces Críticas


Related posts