Banco Central agota opciones para controlar al dólar: ¿se vienen más medidas para reforzar el cepo?

Tras aflojar el cepo para los importadores, el Banco Central (BCRA) volvió a vender divisas en el mercado cambiario. El 18 de junio pasado fue el quiebre en una racha compradora que le había permitido al organismo sumar más de u$s1.000 millones a sus reservas. Además, fuentes del mercado aseguran que continúa posicionándose en dólar futuro.

El punto de inflexión para lograr esa recomposición fue el súper cepo importador, que restringió al mínimo la demanda de dólares para importaciones durante 10 ruedas.

Así, en el tiempo que duró esa medida, del 29 de mayo al 16 de junio, la autoridad monetaria compró divisas en el mercado cambiario por u$s1.051 millones. Luego de descontar algunas ventas de divisas al Tesoro, esas adquisiciones se tradujeron en un aumento de u$s725 millones en las reservas.

En el Central aseguran que las ventas están relacionadas con un menor nivel de liquidaciones del agro y destacan que nunca fue intención del organismo trabar las importaciones

En el Central aseguran que las ventas están relacionadas con un menor nivel de liquidaciones del agro y destacan que nunca fue intención del organismo trabar las importaciones

De esta manera, el organismo conducido por Miguel Pesce había logrado quebrar una seguidilla de ventas de dólares que, con algunas excepciones, se veía desde mediados de abril, cuando los bancos volvieron a atender al público.

Sin embargo, el 11 de junio el BCRA informó que, ante las quejas del sector productivo, flexibilizaba el cepo importador. El Directorio de la entidad tomó 4 medidas en ese sentido:

  • Permitió las importaciones de pymes por hasta u$s1 millón, es decir, cuadruplicó el límite previo.
  • Avaló a los importadores a tener un saldo líquido de hasta u$s100.000.
  • Autorizó el acceso de importadores de fertilizantes y medicamentos al mercado de cambios.
  • Aclaró que los 90 días desde la última compra de dólar Bolsa que se debe declarar se cuentan desde el 1º de mayo.

Los cambios fueron celebrados por el sector industrial y pyme, que habían visto prácticamente detenida su operatoria debido a las restricciones.

En el BCRA, en tanto, aclaraban que la flexibilización había tenido que ver con el éxito para frenar operatorias especulativas y para acumular de reservas.

Cambio de tendencia

Durante las dos ruedas inmediatamente posteriores a la decisión, el organismo siguió comprando dólares. Sin embargo, el 17 de junio cerró con un saldo neutro y el 18 de este mes volvió a vender. Salieron ese día unos u$s85 millones, según consta en los datos publicados por el BCRA.

Si bien las estadísticas oficiales sólo están disponibles hasta esa fecha, fuentes de la entidad confirmaron que hubo ventas el jueves y viernes pasado. En la rueda de ayer también vendió unos u$s50 millones.

No obstante, descartaron que sea una marcha atrás con respecto a lo logrado en las semanas anteriores. «El saldo vendedor tiene más que ver con el nivel de liquidación (del agro). En general el sistema está funcionando bien, sin trabar importaciones, especialmente de insumos», aseguraron.

La estrategia del Central en estos momentos de pandemia e incertidumbre respecto de la deuda es ganar tiempo hasta que Economía anuncie el acuerdo con los bonistas, lo que le quitaría presión al tipo de cambio. «Hay que llegar lo mejor posible al otro lado, en términos de balance macro, estructura productiva e ingresos de la gente», se sinceraron al interior de la entidad.

Durante la vigencia del cepo importador, el Central compró más de u$s1.000 millones y sumó u$s725 a las reservas

Durante la vigencia del cepo importador, el Central compró más de u$s1.000 M y sumó u$s725 M a sus reservas

Julia Segoviano, economista de LCG, se refirió a la dinámica actual. «La vuelta del BCRA a las ventas de dólares se explica, en parte, por haber aflojado las restricciones que se había puesto a los importadores para acceder al mercado cambiario», dijo.

Y agregó: «En cualquier caso, este tipo de restricciones ponen una pausa a la volatilidad pero no la resuelven. En cuanto se mantienen mucho los controles, empieza a haber otros desajutes que vuelven a desequilibrar el mercado cambiario. En ese sentido, las restricciones a importadores nunca buscaron resolver el problema de base».

Para Mariela Díaz Romero, economista senior de Econviews, volver a modificar las condiciones para importar no sería la salida para parar la sangría de reservas.

«Si el Central volviera atrás con los leves cambios que realizó para el cepo, sería muy mal tomado por parte de las cámaras empresarias, que necesitan acceder a los dólares para insumos claves. Lamentablemente, no se puede restringir tanto más al mercado cambiario para defender al tipo de cambio porque se corre el riesgo de desabastecimiento de insumos importados, necesarios para que la economía pueda funcionar», destacó.

Menores liquidaciones del agro

Las liquidaciones del agro, que habían mejorado en las ruedas donde se mantuvo el súper cepo importador, parecen haberse retraído en las últimas jornadas, aunque los datos oficiales se publicarán recién la semana que viene.

«Con estos controles y en esta época, el BCRA debería estar comprando dólares. Veremos si se trata de ventas puntuales de algunos días o si se convierte en tendencia», sostuvo Díaz Romero.

En esta época del año, el agro aporta buena oferta de divisas que le permiten al BCRA comprar y reforzar sus reservas

En esta época del año, el agro aporta buena oferta de divisas que le permiten al BCRA comprar y reforzar sus reservas

«Preocupa que el BCRA se haya vuelto vendedor en un momento en el que suele haber más oferta de divisas, sumada al fuerte cepo que plancha bastante la demanda. Eso habla de bastante incertidumbre y volatilidad en el mercado cambiario», sumó Segoviano.

Por su parte, Fernando Baer, de Quantum Finanzas, cargó contra la diferencia entre el tipo de cambio oficial y el resto de las cotizaciones. «La brecha cambiaria, si bien es menor, desalinea los incentivos a liquidar exportaciones o no adelantar importaciones para converger a compra de reservas en un escenario de superávit de cuenta corriente como se espera para este año. El andamiaje del mercado de cambios no es proclive a ello, sino todo lo contrario. Entonces, o se acelera el ritmo de depreciación del tipo de cambio oficial, o se seguirán perdiendo reservas«, puntualizó.

Actualizar el oficial

En la misma línea se manifestó Díaz Romero, quien detalló que, el lunes posterior a la flexibilización de las restricciones a importadores, el BCRA aceleró el ritmo de devaluación del oficial a 0,35%, aunque luego volvió a moderarse.

«Dada la situación actual del Central, con reservas netas en torno a u$s11.000 millones y un cepo muy duro, lo más razonable sería que deprecie el tipo de cambio oficial más rápido, para así evitar tener que vender dólares«, propuso la economista.

Y advirtió que espera una mayor inflación en el segundo semestre, por lo que consideró que el tipo de cambio debería deslizarse, al menos en la misma magnitud que los precios.

Los economistas argumentaron que el Central debería convalidar una mayor devaluación para evitar perder reservas

Los economistas argumentaron que el Central debería convalidar una mayor devaluación para evitar perder reservas

Baer coincidió y anticipó mayores restricciones si el BCRA continúa vendiendo: «El nivel de reservas netas es sumamente bajo. Aflojar parcialmente para importaciones es necesario para abastecer la economía, más allá de que la contracción lleva a una caída importante para lo previsto en el año. Pero de no revertirse la tendencia, inexorablemente podría llevar a ser algo más discrecional en el acceso al mercado de cambios», afirmó.

A su turno, Segoviano también acordó en el bajo poder de fuego del BCRA aunque prefirió esperar algunas jornadas más para confirmar la tendencia vendedora oficial.

«Las reservas netas con las que cuenta hoy el BCRA son pocas. Lo ideal sería que las ventas no continúen por mucho tiempo más. No descarto que si esto sigue en el tiempo y tienen que seguir vendiendo, vuelvan otros controles cambiarios. Por el momento, recién se revirtió la situación, así que esperaría a ver si se estabiliza. Estar vendiendo con este nivel de reservas netas no es algo que pueda sostenerse en el tiempo«, estimó la economista de LCG.

IProfesional.com


Related posts