Biocombustibles: el Gobierno busca prorrogar la ley y el sector respalda su continuidad

Por el lado de la industria de los biocombustibles, destacaron que esta iniciativa representa un impulso para el sector, al igual que la iniciativa de la provincia de Santa Fe para fomentar el uso de esta fuente de energía. El dato a tener en cuenta es que aunque se actualizaron en un 10% los precios del biodiesel y bioetanol destinado al corte en gasoil y naftas, respectivamente, desde este sector advirtieron que esta suba no alcanza a recomponer la rentabilidad.

El proyecto de ley presentado por la legisladora de Santa Fe apunta a prorrogar hasta 2024 el actual régimen de promoción para biocombustibles. En los fundamentos de la iniciativa, Sacnun sostuvo que esta extensión «no solo otorgaría previsibilidad a los productores de biocombustibles, sino también a todo el entramado productivo del sector agrícola y de la agroindustria».

Ante una consulta de BAE Negocios, el director de la Cámara Santafesina de Energías Renovables (Casfer), Juan Facciano, expresó que tanto la extensión de la Ley 26.093 como la aprobación de Santa Fe para el uso de esta fuente de energía es «fundamental para la industria y confirma que el uso de estos biocombustibles son un pilar fundamental para el desarrollo sustentable». Además, agregó: «implica la decisión tanto del Estado nacional como de Santa Fe apostar al desarrollo de las economías regionales y la diversificación de la matriz productiva».

Al presentar su proyecto durante el debate en la Cámara alta, Sacnun argumentó que su iniciativa «pone en marcha la industrialización de la ruralidad», y que permite «asegurar el valor agregado en origen». Las fábricas nacionales de biocombustible atraviesan un escenario complejo, tanto en el plano exportador como a nivel doméstico.

En esta instancia, los empresarios remarcaron que si bien el secretario de Energía, Darío Martínez, expresó que los aumentos en el valor de biodiésel y bioetanol serán graduales, un gran porcentaje de las fábricas de biocombustibles elaborados en base a soja y maíz se encuentran paralizadas. El reclamo más frecuente de estos empresarios es que la reciente actualización de precios «no alcanza siquiera para cubrir los costos de materia prima, no es suficiente para que las plantas vuelvan a producir», según expresó un directivo de este sector.

Además de manifestar su disconformidad con el actual nivel de precios para el negocio, desde esta cadena de valor emitieron un comunicado en donde descartaron «ser la causa de los incrementos de precios de naftas y gasoil, como trascendió en medios periodísticos», en referencia al último incremento de 3,5% en las naftas fijado a mediados de este mes.

En el documento, firmado por la mayoría de las cámaras que componen esta cadena de valor, afirmaron que la incidencia de los en el precio final que paga el consumidor «no es relevante y menos aún, en los aumentos que disponen por sí las refinadoras de petróleo». En el documento también sugieren que las petroleras no cumplen con los cortes obligatorios en naftas y gas.

A partir de las Resoluciones 4/2020 y 5/2020 de la cartera de Energía y publicadas en el Boletín Oficial, el precio del para su mezcla obligatoria al 10% con gas se fijó en $48.533 por tonelada, para las ventas realizadas desde el 15 de octubre. Para el bioetanol, tanto de maíz como de caña de azúcar, será de $32,7 por litro para el corte obligatorio con naftas, que es de 12%.

Baenegocios.com


Related posts