Bolivia avanza en los procesos de industrialización del litio

Los procesos de industrialización del litio en Bolivia cuentan hoy con el 50 por ciento de ejecución correspondiente a la producción industrial de cloruro de potasio y carbonato del metal, informó el gerente de YLB, Juan Carlos Montenegro.

De acuerdo con el ejecutivo de Yacimientos del Litio Bolivianos (YLB), la inversión programada para esa fase es de alrededor de 370 millones de dólares de un total de 740 millones proveniente de un crédito del Banco Central de la nación andino-amazónica.

El proyecto de industrialización en el salar de Uyuni, del departamento de Potosí, se compone de tres fases: la primera relacionada con la construcción y puesta en funcionamiento de las plantas piloto, la segunda a la producción a escala industrial de sales de potasio y carbonato de litio, y la tercera es la fabricación de baterías.

Montenegro indicó que la mayor parte de la inversión en la segunda fase se orienta a la construcción de las piscinas de salmuera (agua con una concentración de sal superior al cinco por ciento disuelta) para generar materia prima que luego usarán las plantas industriales de cloruro de potasio y carbonato de litio.

De acuerdo con el gerente, para octubre de este año está previsto el inicio de pruebas técnicas de la Planta Industrial de Cloruro de Potasio, además se hizo el estudio de ingeniería para la Planta Industrial de Carbonato de Litio y está en curso la adjudicación de ese proyecto para su construcción.

La nación andino-amazónica posee en el Salar de Uyuni la mayor reserva de ese material ligero. Con una superficie de 10 mil 582 kilómetros cuadrados, el desierto de sal está ubicado en la cordillera de los Andes, a tres mil 650 kilómetros sobre el nivel del mar.

El sitio cuenta con el 70 por ciento de la reserva mundial de litio, así como de otros recursos como potasio, boro y magnesio.

Además del Salar de Uyuni, Bolivia tiene otros yacimientos de ese metal como el Salar de Coipasa, del departamento de Oruro, y el de Pastos Grandes, en Potosí.

Prensa Latina

Comparte:

Noticias relacionadas