Brasil paga menos por deuda que Argentina

Brasil y Ecuador colocaron deuda ayer por u$s1.000 millones y u$s2.500 millones, respectivamente, en condiciones diferentes a las que se negocian hoy en día en la Argentina. Por el lado del país vecino el interés fue del 4,7%, una tasa más barata que la que consigue el Gobierno de Mauricio Macri en el mercado por un título similar, mientras que Ecuador ofreció un rendimiento del 8,875%, por encima del 7% que Argentina debió ofertar para colocar deuda.

De todos modos, los países de la región se encuentran en un proceso favorable para los mercados emergentes debido a las bajas tasas de interés a nivel global y al fuerte apetito por el riesgo de los inversores internacionales. Esta situación generó que en los últimos meses se viera una reducción del riesgo-país de las diversas economías de la región. En el caso de la Argentina, todavía hay un amplio margen para que se continúen reduciendo los spreads: el indicador se encuentra en 342 puntos básicos y podría continuar reduciendo, en el caso de que el Gobierno obtenga un buen resultado en las elecciones y continúe con el proceso de cambio.

Por otra parte, en Brasil se encuentra en las 236 unidades por las reformas económicas que está desarrollando el Gobierno, pese a la crisis política en la que se encuentra sumergido. Mientras tanto, Ecuador ronda los 569 puntos básicos, en un marco donde el recién electo presidente Lenín Moreno está buscando tomar distancia de las políticas populistas de su predecesor, Rafael Correa, quien dirigió al país durante una cesación selectiva de pagos de bonos en dólares en 2008.

Vale destacar que tanto Brasil como Ecuador lograron obtener una tasa más baja que la que estaba fijada en la guía inicial de rendimiento debido a la buena demanda que recibieron por los títulos ofrecidos al mercado. Mientras que el país vecino había estimado un retorno del 5%, Ecuador había proyectado una tasa del 9,25% para la colocación. Respecto de las calificaciones de deuda, Brasil se encuentra en Ba2/BB/BB, mientras que el país que lidera Moreno, en B3/B-/B y la Argentina en B3/B/B, pero apunta a llegar al grado de inversión para aumentar el flujo de capitales. Para ello, espera ingresar a la categoría «economía emergente» en el MSCI, que mide el Morgan Stanley.

Reuters

Comparte:

Noticias relacionadas