Buscan fomentar el “turismo minero” en emprendimientos que han sido abandonados en Mendoza

Son muchas las minas que quedaron abandonadas con el correr de los años, y en muchas partes del mundo se busca darles un “valor agregado” generando emprendimientos turísticos.

En este sentido, en la Cámara de Senadores de la provincia se ha presentado un proyecto para fomentar el “turismo minero” así como se realiza en otras zonas del país y también del mundo. Hay que destacar que en el Sur provincial hay varios emprendimientos que han sido abandonados que podrían “cuadrar” dentro de este espacio.

El objetivo es recuperar esas viejas zonas mineras como espacios de recreación o esparcimiento de esos espacios. Recobrando sus estructuras se las podría aprovechar como emprendimientos de interés turístico.

El programa es un complemento ideal para dar una segunda oportunidad a estas zonas industriales e incluso los antiguos senderos que llevaban a la mina pueden convertirse en rutas turísticas, explica la iniciativa, y agrega que los mendocinos y mendocinas podrán conocer lugares históricos y ver de cerca nuestros paisajes escondidos. Como también turistas de otras partes de nuestro país como del extranjero.

Asimismo, se plantea como una alternativa para que cuando finalice la explotación los trabajadores puedan ser los que se capaciten para llevar a cabo tareas en el emprendimiento turístico.

CASOS EXITOSOS

En la vecina provincia de San Luis existe un emprendimiento turístico en la vieja mina de oro Buena Esperanza, en la localidad de La Carolina a 80 kilómetros de la capital provincial.

En San Juan, en Calingasta, el emprendimiento de Castaño Viejo; mientras que en Famatina (La Rioja) se encuentra Castaño Viejo y en Catamarca se encuentran las Minas Capillitas en la zona de Andalgalá donde se extraía Rodocrocita.

En Chile, una de las más conocidas es El Chiflón del Diablo. una de las minas de carbón más antiguas de las ubicadas en la comuna de Lota que recibe miles de turistas al año.

POTENCIALIDAD EN EL SUR MENDOCINO

En el Sur mendocino hay varias minas de extracción que fueron abandonadas e incluso algunas tienen cierta actividad de visitantes.

Por ejemplo, en el paraje Los Toldos se encuentran las denominadas Minas de Picardo, un complejo que tuvo actividad hasta la década del 40.

En la zona de Villa 25 de Mayo (entre Agua de Toro y Los Reyunos) se encuentra la mina denominada La Picaza , mientras que La Valenciana es una mina de carbón que se encontraba al sur de El Nihuil y en El Sosneado donde también estaba Sominar con la extracción de azufre.

Diariosanrafael.com.ar


Related posts