Caso Odebrecht retrasa el desarrollo de infraestructura en América Latina

La agencia calificadora de riesgo Moody’s Investors Service advirtió que el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht en 10 países de América Latina ha retrasado el desarrollo de proyectos de energía e infraestructura en toda la región.

La agencia publicó un informe en el cual detalló que el caso ha llevado a la cancelación de una serie de contratos de grandes proyectos en Perú, Colombia y Panamá, entre otros países, además de una investigación que está en curso en México.

El consorcio brasileño Odebrecht enfrenta investigaciones después de que ex directivos de la empresa admitieron el pago de US$788 millones en sobornos a funcionarios de gobierno de Brasil y de otras 11 naciones, entre ellas, nueve de América Latina, recordó Moody’s.

“Antes de que surja el escándalo de Odebrecht, la inversión en infraestructura en América Latina ya era insuficiente para hacer frente al déficit de la región”, agregó el vicepresidente de la calificadora.

“Varias concesiones de infraestructura han sido interrumpidas y deberán ser relanzadas como resultado del escándalo de corrupción de Odebrecht”, declaró el vicepresidente de Moody’s, Adrián Garza, citado en el informe.

“Resolver los obstáculos legales y administrativos de estos proyectos posiblemente demorará entre 12 y 24 meses”, abundó Garza. La calificadora enfatizó que las compañías que participan en los proyectos enfrentan presiones de flujo de efectivo, en tanto que las instituciones financieras que otorgan los créditos para su desarrollo están ante mayores riesgos de activos.

Asimismo, dijo que a las cancelaciones derivadas del caso se suman los desafíos que desarrolladores de infraestructura ya enfrentaban en América Latina, como el bajo crecimiento económico regional, presiones fiscales que limitan las inversiones y riesgos relacionados con divisas y tasas de interés.

“Antes de que surja el escándalo de Odebrecht, la inversión en infraestructura en América Latina ya era insuficiente para hacer frente al déficit de la región”, agregó el vicepresidente de la calificadora.

En el caso de México, la Procuraduría General de la República (PGR) mantiene una investigación por el supuesto pago de 10,5 millones de dólares en sobornos a funcionarios de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

El procurador mexicano Raúl Cervantes dijo hoy, en entrevista televisiva, que más de 20 funcionarios y ex servidores públicos de la petrolera han rendido declaración ante los fiscales, además de que la PGR solicitó a su homóloga brasileña asistencia para que testifiquen directivos de la constructora.

AE

Comparte:

Noticias relacionadas