Chubut: se dilata debate sobre aval a minería por trabas en la Legislatura

El proyecto de Ley del Ejecutivo chubutense que impulsa la zonificación minera no se tratará hoy en la Legislatura. Finalmente, el oficialismo decidió prorrogar el período de sesiones ordinarias para intentar contar con los votos necesarios para poder aprobar un texto crucial para la provincia y de clara importancia para Nación.

Pese a que en un principio estaban dadas las condiciones para obtener el dictamen en la Comisión de Desarrollo Económico, Recursos Naturales y Medio Ambiente, el oficialismo se encontró en horas de la mañana de ayer con una traba que modificó los planes primarios. Según pudo saber Ámbito, el gobernador Mariano Arcioni y el vice Ricardo Sastre tenían pautado un encuentro virtual con los legisladores que se manifestaron por el sí. De la reunión participaría gran parte del oficialismo y algunos diputados opositores que ya habían adelantado su voto afirmativo. Sin embargo, la legisladora Tatiana Goic, del Frente de Todos, no se conectó y la mayoría necesaria entró en riesgo. Por lo que se decidió que la definición quede en Labor Parlamentaria ante las nuevas fechas extraordinarias.

En juego está el Proyecto Navidad, con una inversión de entre u$s1.000 millones y u$s1.300 millones en la zona de la meseta (estiman una producción de 16.5 millones de onzas anuales de plata-cobre y plata-plomo, y la generación de 2.500 puestos de empleo por año), a cargo de la canadiense Pan American Silver.

“Los antimineros son bravos. Uno tiene varios años en esto, pero hay mucha gente nueva que no se banca esta situación y tiene miedo de levantar la mano”, le aseguró un diputado local a este medio. En concreto, no todos los legisladores están manifestando su opinión de manera pública. Y las razones están claras. En los últimos días tanto aquellos que se manifestaron a favor como los que se inclinaron por la negativa sufrieron escraches.

La situación es compleja. En las últimas horas son varios los legisladores que sufrieron amenazas. Incluso Sastre, presidente de la Legislatura, recibió el hostigamiento de un grupo en contra del proyecto mientras estaba con su hijo de 10 años. Y grupos a favor de la minería se instalaron en inmediaciones de las casas de las diputadas Florencia Papaiani y Leyla Lloyd Jones y responsabilizaron indirectamente al gobernador por estas acciones.

“Lamentablemente hoy queda claro cómo se actúa en determinadas situaciones y cómo se mira para el otro lado en otras”, dijo Papaiani, vice del PJ. “Porque le digo no a la megaminería el señor gobernador me mandó todas estas personas a mi casa. Por más que me presionen yo digo No es No”, tuiteó Jones.

El intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, repudió los escraches y dijo que “este tipo de prácticas está alejado de los estándares democráticos”. Por su parte, desde un sector de la oposición fueron claros ante este medio: “Un gobierno que no goza de la confianza de la ciudadanía vuelve a querer instalar un tema que genera reacciones populares inmediatas. Y lo hace porque la imposición proviene del Gobierno nacional,que no ha brindado auxilio financiero a Chubut, y que ni siquiera lo ha considerado en el presupuesto de obras nacionales. Estamos ante un proyecto inconsulto, armado a espaldas de la ciudadanía y puesto a discusión en una legislatura con 24 diputados de extracción peronista que debaten en esto su propia interna”.

Ambito.com


Related posts