Comercios deberán informar precios de construcción y electro

La puesta en marcha de la actividad económica puso a los bienes durables a la cabeza del rebote. Los sectores de línea blanca y materiales para la construcción vienen impulsando fuertemente los índices de producción industrial, pero con ese repunte también comenzaron a detectarse dificultades dentro de la cadena. En el caso de la construcción faltantes y luego alzas en los precios por encima de la inflación. En este marco, el Gobierno instó ayer a los comercios a informar diariamente los costos de los productos en esos rubros.

La resolución impuesta por la Secretaría de Comercio Interior determina la incorporación de los materiales esenciales y de mayor demanda en el sector de la construcción y a los electrodomésticos al Sistema Electrónico de Precios Argentinos (SEPA). Se trata de un instrumento vigente desde 2016 al que reportan actualmente las grandes empresas que comercializan alimentos, bebidas, productos de higiene personal y limpieza.

En el caso de la construcción la problemática lleva meses. En octubre, Ámbito adelantó las demoras y los faltantes que el sector privado registraba en la entrega de ladrillos, chapas, acero, cemento y arena, entre otros. Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo, los materiales para la construcción llegaron a registrar un aumento promedio del 7,8% ese mes. Pero hubo insumos, como el ladrillo cerámico hueco, que exhibieron ascensos de hasta 17,9%.

A fines de noviembre, el Gobierno impuso la aplicación de la ley de abastecimiento. Esta legislación suele ser resistida por los empresarios, pero en este caso contó con el apoyo de las firmas más importantes. De hecho, el mismo día del anuncio el Presidente participó del evento del día de la construcción con referentes del sector privado.

Según indican desde la cartera que conduce Matías Kulfas, la inclusión de los electrodomésticos a este registro obedece a su incorporación al programa Ahora 12, que incluye la posibilidad de financiación hasta en 36 cuotas. La intención es poner la lupa sobre este sector para evitar que se generen distorsiones sobre un programa que implica una asignación de recursos por parte del Estado.

La resolución publicada argumenta que “el adecuado funcionamiento del mercado tiene como pilar fundamental que la información sea clara y se encuentre disponible para los consumidores y que los proveedores de bienes y servicios la brinden en forma amplia y accesible”, puntualizó la normativa”. Desde la Secretaría de Comercio Interior explicaron además que “la obligación de informar alcanza a las grandes empresas que comercialicen estos productos al por menor, no obstante, el resto de los comercios puede informar también voluntariamente”.

Ayer, el presidente Alberto Fernández encabezó la reunión de gabinete económico y pidió a sus funcionarios ser “muy rigurosos en los controles de precios”.

El foco estará puesto en los rubros mencionados anteriormente, pero también en los alimentos que entraron en un proceso de descongelamiento.

Ambito.com


Related posts