Con el arranque de Josemaría, en Veladero temen una dura pulseada por los trabajadores

Veladero es la mina de oro que lleva más tiempo funcionando en San Juan, en total 16 años. Durante ese tiempo, con altibajos y hasta vendiendo la mitad de sus operaciones a una empresa china, Barrick se encargó de formar varias generaciones de trabajadores, ya que fue la primera mina metalífera de ese tamaño en instalarse en San Juan. Ahora, ese capital humano puede verse amenazado por un competir de dimensiones similares: Josemaría. 

Es que durante estos años solo dos emprendimientos metalíferos empezaron a trabajar en San Juan, Gualcamayo y Caposo. Ninguna de las dos tenía el potencial de tomar personal en el mismo nivel que Veladero, que hoy por hoy emplea a 4.100 personas de forma directa e indirecta. Pero el gigante de cobre, que planea instalarse también en Iglesia, promete una contratación a este nivel. Y si bien esperan que busquen todo tipo de personal, hay un grupo que es clave: los operadores especializados y los profesionales.

Se trata de la mano de obra de San Juan que ya fue capacitada, una parte para trabajos específicos con maquinaria que solo se utiliza en la explotación minera. La preocupación de los dueños de Veladero es que se produzca una pulseada en la que Josemaría tiente a sus operarios y se lleve en un primer tiempo la inversión de años de capacitación que ya hicieron.

“Definitivamente es un problema que venimos planteando hace mucho tiempo y que nos preocupa”, reconoció Marcelo Álvarez, gerente de la mina iglesiana, en diálogo con DIARIO HUARPE. “Hay un acuerdo de palabra de no competir con el personal, pero la gente es libre de trabajar donde quiera y puede haber ofertas distintas”, explicó. “El problema es más nuestro que de ellos, porque Josemaría empieza de cero y nosotros tenemos 4.000, hay más posibilidades de que ellos nos saquen a nosotros”, agregó.

Esta no es una realidad que esté alejada en el tiempo. El caso insignia es el de los perforistas, un oficio para el cual se requiere al menos un año y medio de capacitación y que se ha convertido en objeto de deseo de todas las empresas. En la conferencia de este lunes que dio en San Juan Mark Bristow, CEO de Barrick a nivel mundial, aclaró que faltan estos operadores en todo el mundo.

En la próxima campaña de exploración que habrá en San Juan, que será récord, deberán buscar perforistas fuera de la provincia. En San Juan, la exploración necesaria para extender la vida de Veladero ya se encontró con este problema. Y la Cámara de Perforistas de San Juan, creada recientemente, creó un curso donde esperan tener aspirantes trabajando desde enero, pero ni siquiera así alcanzan los números necesarios: calculan que hacen falta 1.000 y solo pueden capacitar de 60 por vez.

Esta preocupación por parte Veladero se tradujo en dos planes de acción. Por un lado, la empresa ya puso sobre la mesa la necesidad de que las universidades e instituciones educativas sumen personal capacitado. Programas cortos e intermedios, apoyo a quienes realizan carreras de grado y otras medidas son las que se dejó sobre la mesa de los institutos superiores.

Pero además, la empresa también puso cartas en el asunto de forma directa y ya firmaron un convenio con los municipios mineros, el Ministerio de Minería y Cámaras empresariales para crear una nueva Escuela Minera en las Comunidades. “A nosotros nos preocupa que la gente esté capacitada para una u otra mina”, agregó Álvarez. “Así vamos a evitar el problema de robarnos gente entre nosotros, pero también que se contrate mano de obra calificada de otra provincia cuando hay posibilidad de tomar sanjuaninos”, dijo.

La escuela, que se anunció hace algunas semanas y será gratuita, ofrecerá formación de base en herramientas y habilidades. AOMA pondrá sus edificios para que funcionen como aulas tanto en el Gran San Juan como en Jáchal e Iglesia y el ministerio financiará becas.

Es en este marco que funcionará la escuela de perforistas, para la que hubo cientos de inscriptos solo en la primera semana. Pero luego, ante la posibilidad de que Josemaría empiece su construcción en el segundo semestre de 2022 y la explotación menos de dos años después, sumarán más especialidades.

Diario Huarpe


Related posts