Crece la tensión en los gremios por el freno de las paritarias

Con el año por la mitad, solo tres gremios cerraron un aumento a largo plazo mientras que la gran mayoría pulsea por subas a cuenta o por evitar suspensiones con recortes de sueldo y la mayoría de las negociaciones están en suspenso, además de quedar atadas al curso de la crisis sanitaria y de la inflación.

Uno de los gremios que pudo avanzar en las negociaciones fue el de Camioneros, liderado por Hugo Moyano, pero a diferencia de otros años no envió como en todos los inicios de junio su pedido por escrito a las cámaras empresarias del sector, que ya advirtieron que no están hoy en condiciones de otorgar un aumento.

Solo uno de los tres gremios que pactaron subas a largo plazo lo hizo antes del avance de la pandemia en el país. Se trata de la Unión de Trabajadores de Entidades Civiles y Deportivas (Utedyc), que logró un alza de 20% en tres cuotas por siete meses.

Los otros dos casos están relacionados. Son el gremio de los desmontadores de algodón y el de los aceiteros . El primero firmó una suba de 30%, aunque incluye una recomposición por la inflación de 2019. El segundo cerró un aumento de 25% y elevó el sueldo básico de la actividad a $68.678.

El gremio bancario, que suele abrir la temporada de paritarias, acordó en enero una suba a cuenta segmentada por categoría de entre un 5 y un 9%. La negociación se retomaría cuando pase la crisis sanitaria.

El Sindicato de la Sanidad, cuyo referente en la provincia de Buenos Aires es Héctor Daer , jefe de la CGT, acordó recientemente un aumento de 7,8% para el personal de droguerías y laboratorios. Daer, sin embargo, no logra aún destrabar la negociación por el personal de hospitales y clínicas, quienes están en la primera línea de combate contra el coronavirus y que en algunos casos sufrieron recortes.

Los Empleados de Comercio acordaron un plus salarial de $5000 para el personal de las cadenas de supermercados y mayoristas por prestar servicios en medio de la pandemia. Sin embargo, en el resto de los rubros el gremio avanzó en suspensiones con recortes salariales del 25% del salario neto.

A los metalúrgicos de la UOM y a los mecánicos del Smata tampoco les quedó mas alternativa que pactar suspensiones con recortes. Así lo asumieron los dirigentes Antonio Caló y Ricardo Pignanelli, respectivamente. Esa lógica se repetirá también con los gastronómicos, cuyo referente, Luis Barrionuevo , proyectó una caída del empleo en su sector de alrededor un 50%.

«Hay que ver área por área, pero las industrias que tengan vida y espalda tendrán que recomponer salarios si sus actividades están activas», señaló a La Nación un jerárquico cegetista, que consideró «prematuro» afirmar que habría un contexto generalizado de paritarias cero.

MDZol.com


Related posts