Cuál es el plazo para reactivar Potasio Río Colorado

El 3 de enero, pocos días después de la derogación de la Ley 9209, este diario publicó que el Gobierno provincial rescataría una parte de la perdida ley para desarrollar la minería. La decisión era avanzar con la creación de una empresa provincial que le permitiera hacerse de la propiedad de Potasio Río Colorado (PRC), proyecto que entregará en las próximas semanas la brasileña Vale al Estado mendocino.

Finalmente el Ejecutivo confirmó que se completará el traspaso de la concesión de PRC desde Vale a Mendoza. Desde ese momento también comenzará a correr el «plazo» para reactivar el yacimiento ubicado en el departamento de Malargüe. Cuando hablamos de plazo no nos referimos a una condición establecida, sino a los recursos que dejará la minera brasileña para la mantención de las instalaciones y que -según el Ejecutivo- alcanzan para seis años. Entonces, el objetivo sería encontrar antes de ese tiempo a un inversor capaz de inyectar unos US$200 millones para poner en producción el yacimiento para conseguir unas 200 mil toneladas anuales.

El Gobierno rescatará una pequeña parte de la derogada Ley 9209

En conversación con Memo el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú, dijo que por ahora se mantiene como confidencial el monto de los recursos que dejará Vale, pero confirmó que en tiempo serían unos seis años de mantenimiento. «La empresa se transfiere con una cuenta que tiene el dinero suficiente para asumir las tareas de mantenimiento durante por lo menos seis años que es lo que nosotros tomamos como peor escenario», dijo el funcionario.

Para Guiñazú la expectativa es que la cuestión del socio inversor se resuelva antes y el dinero no se use en mantenimiento sino que se invierta en la operación. «Nosotros nos paramos en un escenario lo más conservador posible dentro de la negociación», explicó. De acuerdo a datos a los que tuvo acceso Memo, el monto sería de unos US$30 millones, lo que significa unos US$5 millones por año. Sin embargo, hoy mantener la infraestructura de PRC en Malargüe le cuesta a Vale US$10 millones. La forma que encontraría el Gobierno para que la mantención rinda más tiempo, sería enfocarse en cuidar lo que puede servir para la reingeniería del proyecto que será mucho más pequeño que el que tenía en mente la minera brasileña y no destinar dinero y esfuerzos a conservar todo el predio.

«Tiene su complejidad. Muchos de esos equipos entraron bajo el régimen de promociones mineras por lo cual no se puede utilizar para otra cosa que no sea minería», dijo el subsecretario.

Muchos de los equipos que están en PRC no tienen valor si no son utilizados específicamente para el proyecto inicial de Vale, pero pensar en la idea inicial es casi imposible, por lo que en el Gobierno analizan diferentes alternativas para darle destino a los activos e incluso han elevado consultas a la Secretaría de Minería de la Nación para tener claridad respecto a algunos de ellos.

¿Y qué vamos a hacer con una empresa provincial de minería?

No se descarta que muchos equipos terminen dados de baja porque no tiene sentido gastar dinero manteniéndolos en circunstancias que no van a servir para un proyecto de menor tamaño.

Por eso, según comentó Guiñazú «la primera parte del proyecto probablemente pase por ordenar el sitio. Vale mantenía muchas cosas para el proyecto original, material que quizás no tenga sentido seguir conservando. Dentro de los que permita hacer la ley la Provincia va a ir disponiendo de ese material».

En paralelo con ese avance la idea es avanzar con un anteproyecto de menor producción, pero sin ir mucho más allá porque cada inversor suele tener su propia ingeniería.

La reingeniería

La idea del Gobierno para que el proyecto sea atractivo para un inversor sería enfocarse en la demanda interna y la posibilidad de enviar también potasio a Uruguay. Hoy pensar en el mercado internacional sería imposible porque los costos de logística no están al alcance la Argentina. En ese contexto, lo más lógico es pensar en la demanda interna y Uruguay que está a mano para transportar la producción en camiones.

De acuerdo a los cálculos del Gobierno la tonelada que paga el país y los vecinos llega a superar los US$400, muy por encima del precio internacional que está por debajo de los US$300. De ahí que, en principio, se piense en el consumo interno de potasio, en productos que se puedan trasladar con camiones.

Guiñazú puso como ejemplo que no se pudo avanzar con el tren de Vaca Muerta, a pesar de que se trata de un producto con mucho más mercado y que tiene más claridad respecto a su futuro.

Entonces, en un plazo de alrededor de 45 días el Ejecutivo provincial espera tener creada la empresa provincial de minería y el acuerdo aprobado por ley en la Legislatura. Desde ese momento comenzará el proceso para encontrar al inversor y reactivar PRC a una escala varias veces más modesta y lejos de ser el proyecto que proyectaría a Mendoza a otro nivel.

Memo.com.ar


Related posts