Cual es la estrategia de Sandleris para acabar con la inflación

El flamante presidente del Banco Central (BCRA), Guido Sandleris, expuso las medidas que aplicará la autoridad monetaria para bajar la inflación, meta que calificó como «primordial». Anunció la aplicación de férreos controles en agregados monetarios por los cuales la base monetaria no crecerá nominalmente hasta junio de 2019. 

«Nuestro objetivo va a ser que la inflación baje lo más rápido posible y por eso tendremos muy estricto control de la cantidad de dinero. Tomaremos las medidas necesarias para que la base monetaria crezca 0% de aquí hasta junio del año que viene. Esta medida implica una importante contracción monetaria», señaló.

Así, con una inflación que anualizada ya está por encima del 40%, la invariabilidad nominal de la cantidad de pesos circulantes representará una fuerte contracción monetaria.

En este sentido, Sandleris valoró que desde junio, producto del acuerdo inicial del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central ya no realiza transferencias para financiar al Tesoro y aseguró que continuará con el desarme del stock de Lebac.

«Desde junio el Central no realiza transferencias al Tesoro para financiarlo. El carácter antiinflacionario de esta medida es indudable, pero el efecto sobre la inflación no es instantáneo. Una dificultad era el enorme stock de Lebac. Vamos a continuar con el desarme, con el que se ha avanzado», comentó.

 

Qué pasará con la tasa

 

Asimismo, Sandleris anticipó que el Banco Central ya no fijará una tasa de interés, ante la decisión de mantener nominalmente constante el volumen de la masa monetaria, y señaló que la tasa fluctuará diariamente a través del mercado de las Leliq, a la vez que aclaró que la eventual volatilidad no se trasladará a la tasa entre los bancos y los depositantes.

«La tasa deberá ajustarse para que el Central cumpla con su objetivo de cero crecimiento de base monetaria. El objetivo es que la base monetaria no crezca, y como en economía solo se puede controlar las cantidades o los precios, la tasa de interés de las Leliq fluctuará diariamente», dijo.

Y agregó: «Desde el BCRA haremos operaciones en el mercado abierto, vendiendo Leliq y absorbiendo dinero. No va a haber una tasa que fije ya el Banco Central. Esto no se verá en volatilidad de la tasa que hay entre los bancos y los depositantes, porque los bancos tienen sus herramientas.»

No obstante, la autoridad monetaria aclaró en un comunicado posterior que, hasta que no se vea evidencia de una definitiva desaceleración inflacionaria, «el BCRA se compromete a mantener la tasa mínima de las Leliq al 60%».

Cronista

Comparte:

Noticias relacionadas