Desplome de inversiones en Perú: piden fomentar la actividad greenfield y reducir la burocracia

Ante el desplome de las inversiones en exploración, la industria minera de Perú está pidiendo al gobierno políticas para fomentar la actividad greenfield y reducir la burocracia.

En una conferencia virtual en preparación al Congreso Internacional de Prospectores y Exploradores (proEXPLO 2021), programado para marzo, el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP) mencionó que, según datos de S&P Global, la inversión en exploración minera local cayó 31% a US$372 millones el año pasado, comparado con los US$541mn del ejercicio 2019.

A nivel mundial, la inversión se contrajo 10%.

“La caída no se explica por temas de la pandemia, sino por la mala calidad de las regulaciones y por no retirar la obligación de consulta previa en la etapa de exploración”, dijo el vicepresidente del IIMP, Miguel Cardozo.

Diversos sectores vinculados a la minería vienen pidiendo a los distintos gobiernos que se elimine la obligación de realizar la consulta previa para la etapa de exploración.

El ministro de Energía y Minas, Jaime Gálvez, dijo en noviembre pasado que el énfasis en su gestión será lograr el acuerdo previo con las comunidades para reemplazar la consulta previa en la fase de exploración. Esta estrategia aceleraría los procesos sin relajar los requisitos establecidos en el marco legal.

Sin embargo, según representantes del sector minero, no se ha avanzado ni en ese sentido ni en la disminución de la serie de trámites que obstaculizan la inversión para exploración.

EXCESO DE TRÁMITES

De acuerdo con Enrique Garay, presidente de la comisión organizadora de proExplo 2021, la tramitología solo ha aumentado. Para ello citó el ejemplo de Minera Antamina, que en 1998 gestionó 250 permisos para abrir la mina, mientras que en 2015 Minera Las Bambas tuvo que tramitar 1.023 permisos.

Según Garay, esta burocracia es uno de los motivos por los cuales las mineras priorizan la exploración brownfield.

“El gran desafío de la industria minera es volver a hacer exploración greenfield para encontrar más yacimientos”, añadió.

En Perú, la cartera de construcción de proyectos mineros está conformada por yacimientos descubiertos hace más de 15 años, advirtieron los expertos.

Según Cardozo, Perú y Chile tienen el potencial de ser responsables del 55% de la producción global de cobre en pocos años al contar con el 40% de las reservas cupríferas del mundo.

Perú debería aprovechar esa ventaja competitiva, al igual que los altos precios del cobre y del oro, para captar inversión para exploraciones, añadió.

Bnamericas.com


Related posts