El gobernador Gutiérrez confirmó el doble bono por las tierras de Vaca Muerta

El llamado bono de extensión para las concesiones no convencionales de Vaca Muerta quedó el jueves formalmente ratificado con el decreto 2183 que firmó el gobernador Omar Gutiérrez. La norma confirmó la medida que se había puesto en marcha en el 2020, pero a través de una resolución, y que había generado cierta polémica en la industria en momentos donde atravesaba una profunda incertidumbre.

El mandatario había anticipado el viernes, durante el almuerzo por el Día del Petróleo que organizó el IAPG, que firmaría la continuidad del bono, aunque el decreto al que accedió RÍO NEGRO está fechado un día antes. El texto consta de 80 considerandos y nada más que tres artículos en los que aprueba y ratifica la resolución 53/20 del ministerio de Energía y su modificatoria 142/21 con la firma de Gutiérrez y el titular del área, Alejandro Monteiro.

En los hechos, este bono de extensión implica que, cuando una petrolera pide una concesión no convencional a la provincia, puede hacerlo sobre el área que abarcaron sus pozos en fase piloto pero, si está interesada en expandir sus fronteras a una superficie que no cubrió con su piloto, debe abonar un costo extra.

En su momento, desde el gobierno se había presentado como una suerte de penalización a la especulación inmobiliaria con las tierras de Vaca Muerta.

Vale aclarar que no se trata de un pago obligatorio, sino que es optativo y ese carácter se lo da la mayor o menor actividad que realicen las petroleras al momento de ofrecer un plan piloto para el otorgamiento de una concesión.

“No es un pago obligatorio, lo que se busca con la norma es dinamizar el desarrollo de las áreas a través de generar o exigir un mayor nivel de actividad piloto que conlleva más producción, infraestructura e instalaciones asociadas de los pilotos actuales, respecto a los anteriores. Lo que hace es acelerar el desarrollo posterior”, había explicado el ministro Monteiro en diálogo con Energía On.

Lo que busca el gobierno es evitar el negocio inmobiliario de las áreas al plantear un mayor nivel de exigencia al momento de otorgar las concesiones, pues lo que entienden es que la calidad de Vaca Muerta y de la región ya está probada. No es una inversión a “riesgo” como podría haber sido hace cinco o diez años.

Según pudo saber este diario, el bono de extensión ya alcanzó a unas cuatro empresas del sector.

El año pasado, cuando se implementó con el formato de resolución, había generado polémica por tratarse de un momento crítico para la industria en el contexto de la pandemia. Las empresas habían evaluado que se trataba de un “segundo” bono pues ya deben abonar uno cuando solicitan el permiso de un área.

La recaudación subió un 77% en noviembre


La recaudación de impuestos provinciales sigue dando buenas noticias al gobierno de Neuquén, que finalizará en diciembre un año de recuperación económica tras la crisis que generó la pandemia.

Según los datos que publicó la dirección provincial de Rentas, el mes pasado ingresaron a la provincia más de 6.420 millones de pesos en concepto de Ingresos brutos, Sellos e Impuesto Inmobiliario, una cifra que no pudo romper el récord de septiembre pero que consolida el buen desempeño registrado durante el año.

En términos interanuales, el monto representa una suba del 76,6% respecto a noviembre del 2020.

Gutiérrez ya anticipó, al momento de presentar el presupuesto del 2022, que este año finalizará con superávit dada la buena performance de los recursos provinciales, en particular de la recaudación propia y las regalías hidrocarburíferas.

En cuanto a esto último, el mandatario confirmó el viernes pasado que Vaca Muerta se encamina hacia un nuevo récord histórico de producción de petróleo y gas en este 2021.

En números

231.000
a 234.000 barriles día de petróleo es la estimación de producción que estimó el gobierno para noviembre.

Rionegro.com.ar

Comparte:

Noticias relacionadas