El Gobierno empieza a cumplir los pedidos del FMI para llegar a un acuerdo: deja de «regalar» dólares

La decisión de que el Banco Central le soltara la mano al subsidio explícito que estaba haciendo con los dólares financieros «regulados» utilizando el AL30 está estrechamente ligada a los «avances» en el acuerdo con el FMI. Según supo iProfesional, que el Central dejara de perder reservas por esta vía (utilizó u$s2.500 millones desde el año pasado) fue un pedido explícito de Julie Kozack, la funcionaria del Fondo a cargo de negociar con Martin Guzmán. De hecho, las mismas fuentes dicen que no sólo termina con la pérdida de reservas para mantener un dólar financiero más bajo que el resto, sino que sería la antesala -quizás- a un «desdoblamiento» cambiario o al menos, sincerar los reales precios del dólar. 

«El Fondo venía pidiendo que el Central terminara con este de regalar reservas para mantener una brecha oficial más baja que poco y nada ayudó para mejorar las expectativas. Más allá de que quisieron luego limitarlo porque les hacían un rulo entre un mercado y el otro, lo cierto es que cada vez tenía menos sentido ese subsidio», comentaba una fuente cercana a lo que se vino hablando.

El BCRA perdió u$s2.500 millones para

El BCRA perdió u$s2.500 millones para intervenir en el mercado del dólar financiero con el AL30

El pedido del Fondo a Guzmán

Lo cierto es que para el FMI, que el Gobierno deje de «regalar» dólares es una de las claves para tener un acuerdo con el país. Se sabe, el organismo tiene que velar por los dólares que tiene el Central en sus arcas y que deberían ser, en el futuro, para repagar la deuda con el organismo y los bonistas privados.

Algunos interpretan que esta movida, a dos días de los comicios, es un indicio de que el Gobierno empieza a alinear las cosas para estar más cerca de un acuerdo con el FMI. El presidente dijo que en diciembre se enviará un acuerdo plurianual donde estarán las proyecciones económicos consensuadas con el Fondo. ¿Se transparentará una devaluación?

Muchos creen que no, a pesar de que el staff del organismo sigue preguntándole a Guzmán cómo hará la bajar la brecha cambiaria. Se sabe, al Fondo no le parece viable esta brecha arriba del 100% y le pide a Economía que ataque la situación acelerando mucho más de lo que quisiera el ministro, un salto del dólar oficial que está a $100.

El presidente avisó que habrá novedades en diciembre con el acuerdo con el Fondo

El presidente avisó que habrá novedades en diciembre con el acuerdo con el Fondo

Desdoblar, devaluar, o no hacer nada

Entre los banqueros y empresarios se cree que Alberto Fernández no cederá ante el pedido del Fondo. Una cosa es tener una aceleración del dólar más acorde con la tasa de inflación, pero otro es pegar un salto del 20% o 30% de un día para el otro. Al Fondo le gustaría eso. Pero Economía se niega. Y con razón: el temor es que se espiralice la inflación y eso complique la gobernabilidad ante un salto de la pobreza. «El Fondo pide dólar más alto pero porque sabe que no practicable. Resulta parte de la negociación»; dice un hombre de negocios.

Por lo pronto, el Gobierno ya empezó a mover las fichas hacia un acuerdo con el FMI y hace movimientos tendientes a acercar posiciones. Más allá del pedido del organismo, el resultado que venía teniendo para el BCRA es pésimo en términos de contrarrestar expectativas. Ahora se van «unificando» los dólares financieros y alternativos. ¿Se terminará blanqueando un dólar alto también para atraer inversiones, sean financieras o directas? La clave, para el FMI y la Argentina, es que de alguna manera el país empiece a acumular dólares en lugar de seguir perdiéndolos.

IProfesional.com


Related posts