El Gobierno nacional analiza medidas para reforzar el suministro de gasoil para el campo

Con la cosecha gruesa en pleno desarrollo, existen dos posturas bien diferenciadas en relación al suministro de combustible para la actividad agropecuaria. La petrolera YPF aseguró que el abastecimiento para las labores de cosecha gruesa estará garantizado. De acuerdo a cálculos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), los productores consumirán cerca de 2.100 millones de litros de gasoil en la presente campaña de granos.

Las entidades que conforman la Mesa de Enlace advirtieron por faltantes, mientras que la Federación Argentina de Contratistas de Maquinaria Agrícola (Facma) señaló que hay algunas demoras en las entregas.  En este contexto, la industria exportadora de biodiésel presentó en los últimos días una propuesta al Gobierno, para elevar el porcentaje de mezcla en gasoil. «El proyecto que presentamos está en stand by», reconoció un industrial del sector. Los fabricantes reconocieron que con la actual disponibilidad de materia prima y capacidad de producción, están en condiciones de sustituir más de 1 millón de toneladas de importaciones de gasoil.

La provincia de Santa Fe -que concentra la mayor parte de la producción- también empezó a presionar a la cartera de Energía, para habilitar un mayor cupo de biodiésel. Las fábricas santafesinas tienen un cupo anual para exportar y necesitan descomprimir su elevada capacidad ociosa. El ministro de la Producción de esa provincia, Daniel Costamagna, envió una carta a la cartera de Energía, en donde enumeró los beneficios de sumar este biocombustible. Según el funcionario, con 1 millón de toneladas volcadas al mercado interno, bajará el requerimiento de divisas por parte del sector energético.

La propuesta que los exportadores acercaron a Energía contempla que las pymes del rubro aseguren el 5% de corte de biodiésel en gasoil y que las fábricas volcadas al comercio exterior sumen un 15%. La actual legislación en la materia dictamina que solo las pequeñas y medianas empresas pueden suministrar biodiésel para el mercado interno.

«Argentina deberá importar aproximadamente unos USD13.500 millones durante el 2022 entre GNL, gas de Bolivia, gasoil y fuel oil para usinas y transporte y naftas para vehículos, concentrados principalmente entre mayo y septiembre», fundamentó el proyecto, al que este diario tuvo acceso. Uno de los principales argumentos de esta idea es que las fábricas vendan a las petroleras el biocombustible a un precio por debajo del gasoil importado.

En el mercado interno, las fábricas de biodiésel destinaron en 2021 cerca de 500.000 toneladas para el corte con gasoil, de acuerdo a la BCR. En exportaciones, el sector pudo cubrir el cupo anual a Europa de 1,2 millones de toneladas. Para este año, y con el conflicto energético en el Viejo Continente, las perspectivas para los envíos son favorables y los fabricantes sostienen que volverán a completar la cuota.

Baenegocios.com

Comparte:

Noticias relacionadas