El Gobierno nacional analiza posibles cambios para el barril criollo

El decreto nacional del «barril criollo», cumplió su plazo trimestral este miércoles pasado, por lo que el Gobierno nacional comienza a evaluar posibles cambios a la medida que establece un precio sostén de US$ 45 por barril de petróleo producido en el país.

En este marco, el Ejecutivo analiza qué ajustes realizar en las condiciones en las que debe cumplirse el decreto, en los precios y hasta en las obligaciones de las mismas petroleras, en base al estudio de los tres meses que pasaron. Los cambios se están dialogando con la industria y los gobernadores petroleros, y todavía no están decididos, indicó el diario Clarín.

Luego del ultimo aumento en el precio de los combustibles, las modificaciones que se evalúan son, por ejemplo, que el precio del barril criollo no sea fijo de US$ 45, sino que se mueva dentro de una banda. También, que podría haber diferentes importes si el petróleo se va a destinar al mercado interno (refinación en combustibles) o a la exportación.

¿En qué consistiría una «banda» de precios? Las petroleras que exportan seguirían pagando regalías por US$ 45. Las compañías que le venden a refinadores locales (como Raizen y Trafigura) estarían autorizadas a realizar la transacción por un menor precio. Podría haber un importe de crudo para el mercado local, y otro para operaciones internacionales. La idea no cuenta con pleno consenso, pero es explorada por funcionarios de Energía.

En Neuquén están conformes con el barril criollo porque se revitalizaron las exportaciones. Pero el funcionamiento del mercado doméstico dista de ser idóneo. Las refinadoras amenazan con detener la actividad de sus refinerías, porque no tienen margen. Las productoras, con Vista a la cabeza, las acusan de tener «mucho margen». El Gobierno escucha todos los argumentos. Pero si logra alguna garantía de las refinadoras de cumplimiento, como que comprarán en el mercado local a un precio que sea fijado en la revisión, avanzarán en esa dirección,

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y el dueño de Vista -Miguel Galuccio- pujaron por el «barril criollo». Solo lograron subir al barco a YPF cuando cambió el CEO y fue nombrado Sergio Affronti. Del otro lado, se opusieron los refinadores, PAE y otros sectores de YPF.

Laopinionaustral.com


Related posts