El Gobierno quiere precios libres de petróleo en 9 meses

La convergencia entre los precios internacionales del petróleo y el barril criollo (o el precio «sostén» que reciben las compañías locales por su crudo) fue abordada ayer en una reunión  entre el ministro de Energía, Juan José Aranguren, y una treintena de ejecutivos del sector. El Gobierno apunta a que el mercado petrolero quede desregulado hacia el próximo septiembre.

El funcionario propuso que los precios globales del petróleo también se apliquen en el país, liberando a las refinerías locales de abonar un precio superior, que es el «criollo» o «sostén». La disposición apunta a un mercado «libre».

El plazo de implementación de esta decisión política es de 9 meses. El ministro quedó con los ejecutivos de las petroleras en volver a encontrarse el próximo miércoles para pulir los detalles.

Entre sus interlocutores estaban ejecutivos de petroleras chicas (como Medanito, Roch o Sinopec), que están en contra de esa decisión en estos plazos, como refinadores (Shell, Axion), que preferirían una implementación aún más inmediata. En el medio, YPF, que es productor y refinador, acepta el fin del precio «sostén» en el mediano plazo, en sintonía con lo expresado por el ministro.

El precio «sostén» existe desde 2015. Fue un arreglo de los sindicatos, las provincias y la industria, para que los refinadores locales de petróleo paguen un precio más alto por el crudo producido en el país. De esa forma, se lograban conservar 20.000 puestos de trabajo.

La medida fue pensada como algo temporal, que le diera cierta previsión a la industria. Durante casi todo el kirchnerismo, los petroleros operaron con  precios impuestos por el Gobierno, haciéndoles resignar miles de millones de dólares en ingresos.

La política de precio «sostén» llevó a que la Argentina tuviera uno de los precios de combustibles más altos en dólares de la región. Mientras que el importe de los surtidores cayó en todo el mundo entre 2015 y medianos de 2016, en el país solo hubo aumentos. El último fue en mayo. En lo que va del año, el incremento acumulado es del 31%. Había otra suba prevista para noviembre, pero el Gobierno no la habilitó y tampoco lo hará hasta fines de año.

El Gobierno entiende que si las refinerías compran crudo a «precio libre» tendrán menor costo. Y que eso llevaría a una menor necesidad de remarcación.

En el medio, los petroleros libran su propia interna en la elección de autoridades de la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) YPF propone a Oscar Vicente, y cuenta con el respaldo de Pan American Energy (PAE). Pluspetrol y Pampa preferirían ver a Rubén Sabatini. Las chicas no están de acuerdo con esos nombres.

Miguel Gutiérrez, presidente de YPF, estuvo reunido ayer más tarde con Aranguren, el presidente Mauricio Macri y Gustavo Lopétegui (coordinación de jefatura de Gabinete). Se hizo una revisión de gestión y también se habló del futuro convenio por Vaca Muerta.

Clarin


Related posts