El Internet de las Cosas irrumpe en la industria minera

Un reciente estudio señala que el 70% de las 100 compañías mineras más grandes del mundo plantea que el Internet de las Cosas (IoT), la interconexión digital de sus procesos productivos, es el elemento que entrega las herramientas para enfrentar los nuevos escenarios. Una realidad que grandes corporaciones nacionales y startups de desarrollos tecnológicos ven de cerca, como una solución pronta a implantarse.

“Lo que estamos viviendo hoy día estaba proyectado para el año 2030”, dice José Tomás Olivares, director ejecutivo de ReStudio, proveedor tecnológico de gran minería, al mostrar en la pantalla el Roadmap de Codelco, uno de sus principales clientes, que adelantó en 9 años el plan que tenía para la inclusión de tecnologías en sus faenas.

Al ser la minería una industria extractiva que busca cambiar sus metodologías para bajar su impacto medioambiental, con procesos diferentes interdependientes que van desde la mina a rajo abierto hasta las oficinas donde se procesan los datos, hay varias fuentes de variabilidad que dificultan la planificación, un factor clave para que las grandes empresas operen y mantengan los réditos que se han visto en el último tiempo.

Frente a la adquisición de herramientas claves, la aparición del Internet de las Cosas -IoT por sus siglas en inglés-, término que reúne la serie de elementos tecnológicos que ayudan a monitorear las actividades con mayor precisión y reaccionar con antelación ante cualquier incidente, busca convertirse en el impulsor de la productividad e innovación en la industria.

Reflejo de ello es el estudio de Vanson Bourne, consultora especializada en tecnología, que tras conversar con las 100 mineras más grandes del mundo, el 70% de estas señaló que el IoT resultará clave para que las empresas mineras sean más competitivas, aumenten su participación de mercado y se den cuenta de las ineficiencias y los ahorros de costos.

Además, los operadores mineros identificaron cómo el IoT los ayudaría a reforzar esta ventaja competitiva, con un 41% informando que usarían IoT para aumentar la automatización de los procesos comerciales y un 44% diciendo que les ayudaría a identificar oportunidades de ahorro de costos y eficiencia.

Para José Tomás Olivares de ReStudio, que con su startup diseñó un programa que se enfoca en la mina subterránea, al digitalizar los túneles, revisando los indicadores de gestión, para así conocer el rendimiento de operación, no es ninguna sorpresa ver que las empresas mineras estén buscando el IoT para ayudarles a obtener una ventaja competitiva.

Mismo ideal comparte Nicolás Jubera, CEO de TIMining, startup que presentó su nueva interfaz llamada TIMinning Aware, sistema exportado a 8 países mineros que permite a los expertos revisar desde su teléfono qué es lo que está pasando con sus operaciones, o cómo están progresando respecto al plan planteado. “Se aceleró la transformación digital, se hizo mucho más evidente la necesidad de poder operar de forma remota con la misma eficiencia y efectividad de antes” matiza Jubera, afirmando que frente al desafío de la operación remota, la inclusión de tecnología interna se alinea con potenciar la digitalización. “A la industria le ha ido bien trabajando el teletrabajo. En muchas empresas mineras más de la mitad de las personas está trabajando por vía remota y ha funcionado bien, se ha mantenido la productiva”, agrega el CEO TIMining.

Minería 4.0

Recientemente, el medio especializado Industry Week abordó la importancia del Internet de las cosas (IoT) y el cambio que está significando su uso en la minería actual, el cual pese a que aún se encuentra en etapas iniciales de inclusión, se ha utilizado en varios escenarios para mitigar el riesgo en sitios mineros peligrosos. Su uso, en gran mayoría en minas de Canadá y Australia, ha proporcionado a los operadores una comprensión más profunda de los recursos y sus trabajadores, reduciendo la incertidumbre con múltiples conjuntos de datos de exploración y modelado para ayudar a apuntar a más perforaciones. El sitio presentó variados ejemplos, entre ellos el de Goldcorp en Vancouver, que desarrolló una solución IoT para regular el flujo de aire en las minas.

Latercera.com


Related posts