El IPV actualizará los datos de los inscriptos y construirá casas más cómodas

El 2017 arrancó movidito en el Instituto Provincial de la Vivienda. Es que se estrenan nuevas medidas que apuntan a mejorar el funcionamiento de la institución y a beneficiar a quienes esperan cumplir con el sueño de la casa propia. 
1-Reempadronamiento
El director del IPV, Martín Juncosa, contó que este mes arrancan con el tan esperado reempadronamiento. La idea es conocer con exactitud la cantidad de personas que verdaderamente necesitan una casa. Hay más de 160.000 inscriptos y proyectan que el número quedará reducido a 50.000.
Todos los anotados que ya tengan casa, los que hayan muerto o que no reúnan con los requisitos exigidos hoy en día serán dados de baja automáticamente. Una vez concluido ese paso, arrancará otra etapa, que será la más compleja. El IPV saldrá a los departamentos a realizar una reinscripción de quienes quedaron en la lista.
2-Ayuda extra para la operatoria
Una de las líneas que tiene el IPV vigente le permite a quienes tienen un terreno acceder a un préstamo de hasta $750.000 para construirse su vivienda. Este plan se verá mejorado para quienes tienen el lote pero también una construcción precaria o una casa de adobe. EL IPV facilitará la entrega de dinero en efectivo para demoler la edificación.
«Se les está dando a las personas que tengan que demoler su vivienda de adobe los recursos para financiar la demolición”, agregó el funcionario.
 3-Casas más grandes
El IPV volverá a la construcción de departamentos. Cada una de estas unidades tendrá tres habitaciones. Se decidió que los departamentos sean más grandes porque los beneficiarios no tienen la posibilidad de ampliarlos.
«Estamos preparado para licitar departamentos con tres dormitorios, cuando crece la familia no queda lugar donde construir”, agregó.
Está listo para licitar el consorcio de calle Maipú, que será el primero con tres dormitorios.
Tiempo de San Juan
Comparte:

Noticias relacionadas