El IPV espera entregar 314 casas en el mes de abril

El inicio del mes de abril que marca el calendario será movido para el Instituto Provincial de la Vivienda y traerá alivio a centenares de sanjuaninos que esperan por la casa propia. Es que este mes el organismo entregará a sus adjudicatarios las llaves de 341 viviendas que ya están listas en Chimbas, Caucete, Albardon y Santa Lucía (ver infografía), según un cronograma cuyas fechas se ajustarán a la agenda del gobernador Sergio Uñac que quiere estar presente, según anticipó el titular del IPV, Martín Juncosa.

Ese lote de casas es una partecita de las 3.064 que el Gobierno adjudicó en el megasorteo realizado en la primavera de 2015 -la última vez que giró el bolillero del organismo- y de las cuales hasta el momento sólo se ha entregado un tercio. Ahora, con la entrega de los barrios Conjunto 2 y 10 de Chimbas, Conjunto 6 de Santa Lucía, la ampliación del Conjunto 2 en Caucete y el Barrio El Rincón, en Albardón; se pone en marcha una etapa en la que el Gobierno proyecta entregar 2.000 viviendas este 2017. ‘’Estimo que sí, que se van a poder entregar este año’’, dijo Juncosa.

En realidad, faltan 2.100 de aquel megasorteo, pero Juncosa anticipó que hay un remanente de 100 casas (el 3,3%) ubicadas en Capital, que son las que más están atrasadas. ‘’Esas, calculo que con suerte pueden estar listas a fin de año o principios del año que viene’’, dijo el funcionario. Respecto al cronograma de entregas, aseguró que sólo está definido el del mes de abril. El resto de las fechas se irá realizando a lo largo del año, a medida que las empresas constructoras vayan culminando tareas, pero principalmente cuando las empresas de servicios de gas, electricidad y cloacas lo permitan, ya que uno de los principales dolores de cabeza para el IPV es la demora en las conexiones esenciales.

Tampoco hay certezas para la realización de nuevos sorteos, aunque hay algunos barrios que están prácticamente terminados o les queda poco. Por ejemplo, uno que genera muchas expectativas es el de las 1.000 casas del Valle Grande, en Rawson. Allí quedan por resolver algunos problema de gas y de niveles en calle 5 y Chacabuco, que según Juncosa, se podrán solucionar en pocos meses. Pero anticipó que una decisión política marcará su destino. ‘’Algunas serán para gremios, otras para erradicación de villas y otras serán para sortear, pero aún no puedo adelantar nada’’, afirmó. Lo mismo ocurre para otros barrios casi terminados en Pocito y Capital.

 

Diario de Cuyo

Related posts