El juez federal indagará a fin de mes a exdirectivos de Pachón por la escombrera

La investigación por cómo la minera chilena Los Pelambres armó ilegalmente una montaña de escombros en suelo calingastino finalmente avanzará hacia otras de las patas de la presunta maniobra: cuatro exdirectivos de Pachón. Estos tenían cargos relevantes en la empresa concesionaria del terreno en donde se construyó la escombrera y no hicieron nada para evitarla. Por eso, el juez federal Leopoldo Rago Gallo indagará el 25 de este mes a Julián Patricio Rooney, el 26 a Luis Enrique Lucero, el 27 a Xavier Luis Ochoa Paressini y el 28 a Robert Frank Drabik, informaron fuentes judiciales. Todos habían sido imputados por el fiscal Francisco Maldonado por su supuesta participación en el delito de contaminación del ambiente.

La definición de las fechas de las indagatorias se da luego de que tres instancias superiores confirmaran la decisión de Rago Gallo y Maldonado de indagar a los exejecutivos, dado que la defensa había cuestionado la medida. Además, los interrogatorios se producirán después de que el Ministerio de Minería le aplicara a Pachón SA una multa millonaria por no informar a tiempo la existencia de la escombrera mientras lleva adelante la etapa de exploración.

El escenario representa también un giro en la causa, ya que Pachón fue quien demandó en 2014 y denunció en 2015 a Los Pelambres por la montaña de residuos. El tema es que la escombrera se formó entre 2007 y 2012. Fue Fiscalía de Estado de la provincia la que puso la denuncia en agosto de 2017 para que la Justicia Federal investigue la supuesta responsabilidad de los exejecutivos. El fiscal recogió el guante y le solicitó a Rago Gallo que ampliara la instrucción contra los que tuvieran alguna participación y los indagara.

La ampliación de la investigación se debe a que ya fueron indagados Ignacio Cruz Zabala, Alberto Cerda Mery, Robert Mayne-Nicholls, de la minera Los Pelambres, y Francisco Veloso, de Antofagasta Minerals, el grupo que controla la empresa trasandina.

Tras el análisis de la causa, Rago Gallo puso la lupa en cuatro sospechosos que se desempeñaron como directivos de la firma Xstrata Copper, que en 2013 fue adquirida por Glencore, actual propietaria del yacimiento de cobre El Pachón. Rooney fue director titular en 2007, 2010 y 2012. Por su parte, Lucero fue vicepresidente en 2007, 2010, 2012 y 2015, mientras que Ochoa ejerció la Gerencia General en 2010 y 2012. Por último, Drabik fue gerente General en 2007, indicaron las fuentes. Los cuatro serán indagados como sospechosos de infringir la ley 24.051 de Residuos Peligrosos. Esto es, la intervención de directores, gerentes y administradores de una empresa en el delito de contaminación.

Rago Gallo consideró que se debía determinar si la escombrera se generó tras una actitud “tolerante” por parte de la concesionaria del territorio. Por eso, intentará establecer si quienes manejaban el proyecto omitieron realizar un “efectivo control sobre el medio ambiente, procurando mantenerlo a salvo de riesgos externos”. Tanto el fiscal de Estado como el fiscal y el juez entienden que la compañía, como propietaria del terreno en posesión de la pertenencia minera, tiene un deber de custodia y la obligación de conservar la zona de cualquier tipo de peligro.

La defensa de los imputados apeló a la Cámara Federal de Mendoza, pero hubo un rechazo al planteo. El reclamo siguió hasta la Cámara de Casación Penal, en la que también se dio una negativa. Y lo último fue un recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia, que desestimó el pedido, dijeron las fuentes.

Retiro

El juez federal le ordenó a Los Pelambres el retiro de la escombrera. Fuentes oficiales señalaron que de los 40 millones de toneladas que componen la escombrera, ya se han retirado unos 13 millones, por lo que del plazo de cinco años y medio que tiene la firma para concluir las tareas, podrá reducirse un año.

Dato llamativo

En 2010, Pachón anexó a su proyecto la mina Valentina I. En el contrato se estableció una cláusula que establece que el comprador conoce la totalidad del terreno y lo que hay en él, por lo que el vendedor queda resguardado de reclamos futuros. En dicha mina, Los Pelambres armó parte de la escombrera.

Máxima sanción del Código Minero

El Gobierno sanjuanino le aplicó a la empresa Pachón la sanción más dura que contempla el Código de Minería. Además, es la primera que se instrumenta a una empresa que está explorando. La multa fue de 41.491.200 pesos por cuatro cargos: uno, ser negligente por falta de protección ambiental al omitir o no haber comunicado en forma inmediata a la autoridad minera. Dos, omitir el “hecho nuevo”, ya que al celebrar contrato de exploración con opción a compra el 3 de noviembre de 2006, la minera Los Pelambres ya habría comenzado a arrojar desechos. Tres, omitir reclamar acciones de protección ambiental en los monitoreos, ya que los escombros se depositaron en una laguna y pueden generar drenaje ácido, además se hicieron perforaciones en la base de la escombrera. Cuatro, incumplir el plan de trabajo ordenado por la autoridad minera, de monitoreo y manejo ambiental. La empresa puede apelar.

Diario de Cuyo


Related posts