El litio es una oportunidad

El litio es el mineral de moda, y las enormes reservas argentinas (y catamarqueñas) generan tanto entusiasmo como preguntas sobre el desarrollo de esta producción.

La Nación, a través del Ministerio de Energía y Minería, elaboró un informe para analizar todos los aspectos de la situación en profundidad, para establecer un término medio entre quienes se mantienen escépticos y aquellos que se muestran eufóricos.

“La demanda del litio se incrementa, pero ¿cuál es la respuesta de la oferta? La brecha entre la oferta y demanda podría generar subas o bajas en los precios”, al igual que “nuevas áreas, nuevas tecnologías, nuevas fuentes…”, expresa el informe.

“La República Argentina posee no sólo salares ricos en este metal, sino que también tiene la posibilidad de desarrollar otras fuentes que fueron explotadas en el siglo pasado y que hoy se están reevaluando”, se agrega en referencia a las pegmatitas.

“En el mundo la exploración de este recurso está dando origen no sólo a nuevos descubrimientos, sino a nuevas fuentes, que van de la mano con el avance de nuevas tecnologías, para hacer posible la viabilidad económica de sus desarrollos”, panorama que desató una “carrera por satisfacer una creciente demanda”, lo cual “es motor de avances en tecnologías, generando encadenamientos productivosaguas arriba y aguas abajo del desarrollo de los proyectos litíferos”.

Antecedentes en Argentina

El expediente del Ministerio de Energía y Minería detalla los antecedentes nacionales en materia de litio, donde se mencionan los siguientes hechos en orden cronológico:

  • 1935 -San Luis: se comprueba la presencia de minerales económicos de litio.
  • 1936 – San Luis y Córdoba- Primer registro de producción de minerales de litio. Hasta 1960 inclusive, se exportaron un total de 518 t de minerales litíferos con leyes de 5-6% Li2O (óxido de Litio). El destino casi exclusivo de estas exportaciones fue EEUU (industria militar y aeroespacial).
  • 1966 comienza la extracción económica del litio en salmueras en Nevada, EEUU, con amplia reducción en costos del proceso de extracción.
  • Declina la explotación de Litio a partir de minerales quedando activos sólo aquellos de mayor concentración.
  • Hacia fines del siglo XX, con el aumento de la demanda de litio, la extracción desde salares se expandió a Sudamérica, en Chile y Argentina.
  • 1991, FMC Lithium comienza a abastecer de carbonato de litio a Sony Electronics para la primera producción de baterías de litio-cobalto. Cuatro años después adquiere los derechos para la explotación de litio en el Salar del Hombre Muerto,Catamarca.
  • 1997, FMC Lithium comienza a producir y exportar derivados de litio (Cloruro y Carbonato)

Análisis

El trabajo aborda desde allí todas las variables, evaluando las reservas conocidas en el mundo, los yacimientos en producción, los consumidores, los precios, la situación actual y las proyecciones del mercado.

La evolución en los precios que desencadenó el boom del litio, las variaciones en la estructura de la demanda y el potencial que se abe con las baterías, con el preponderante rol que jugará China en el escenario mundial.

Se analiza luego el estado de todos los proyectos locales, tanto los que ya están operando como los que están en etapa de construcción, de estudio de factibilidad o de exploración inicial.

Se analiza la posible inserción argentina en los mercados a partir de su capacidad proyectada de producción, según la cantidad de yacimientos que efectivamente se pongan en marcha.

Otro aspecto clave que se evaluó fue la capacidad de generación de empleo de los emprendimientos que potencialmente pueden abrirse para la producción de litio, las inversiones necesarias y el agregado de valor al producto en el país, entre otros ítems económicos más técnicos.

Consideraciones finales

El informe de Nación establece a modo de conclusiones y puntos a tener en cuenta algunos aspectos que, sin ser negativos, deben contemplarse, como lo siguiente:

  • Los recursos de litio no están tan concentrados como se difunde
  • Considerando los años de reservas y el consumo proyectado a 2025: hay litio para 133 años.
  • Considerando los años de recursos y el consumo proyectado a 2025: hay litio para 450 años
  • Contemplar las celdas de Hidrógeno y Reciclado (para 2040, el 50 por ciento de la demanda estaría cubierta por el reciclado)
  • ¿Cuántos años puede abastecer Australia? 60 años sin requerir litio de otras partes.
  • Avances tecnológicos dejan abierta la posibilidad de que se hallen a futuro nuevas fuentes mejores que el litio o más baratas.
  • El mercado es pequeño.
  • Existen o pueden existir barreras de entrada a ese mercado.
  • En muchos casos se observa un exceso de expectativas.

Y finalmente marca aspectos positivos para el sector, a saber:

  • Hay un consumo real y asegurado por las fábrica de baterías
  • Debe tomarse nota de las restricciones a la exportación de Carbonato de Litio
  • Está confirmada la gran competitividad de los salares argentinos
  • Es imprescindible atraer la inversión privada
  • El valor bruto de producción en Argentina podría alcanzar en 2025 los 1.750 millones de dólaares.
  • Los emprendimientos servirán para la generación de empleo
  • Pueden impulsarse encadenamientos productivos aguas arriba y aguas abajo para sumar valor agregado.

En conclusión, ¿qué dice Nación sobre el litio? Lo mismo que dice aquí la Gobernadora Lucía Corpacci: ni la nueva Arabia ni el oro blanco, pero tampoco una fantasía. ¿Qué es el litio?

El litio es una oportunidad.

Esquiú

Comparte:

Noticias relacionadas