En seis años se triplicó el empleo minero en Salta

Aún con varios proyectos mineros que todavía no entraron en producción, en Salta se triplicó la cantidad de personas que trabajan en minería entre 2015 y 2021, según datos del Sistema de Información Abierta a la Comunidad sobre la Actividad Minera en Argentina (Siacam), que presentaron los geólogos Daniel Jerez y Tay Such en el ciclo “Hablemos de lo que viene”, que organizó El Tribuno.

Allí se destacó también que durante 2021 en la provincia la participación femenina en el sector minero fue de las más altas registradas en el país con un 15% de mujeres en la actividad. Esto es 376 trabajadoras de un total de 2.576 puestos.

Por otro lado, un reciente informe de la Secretaría de Minería de Nación (ver infografía que acompaña a esta nota) da cuenta que el año pasado Salta cerró con 1.912 empleados directos en empresas mineras y el salario promedio entre ellos fue de $202.706. En ese estudio no se contaron los trabajadores que están en la construcción de los proyectos en las minas.

Del mismo modo un estudio publicado por el Centro de Estudios para la Producción XXI (CEP XXI), del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, señala que en octubre de 2021 se registraron 2.500 puestos de manera directa y son unos 3.000 salteños los que trabajan tanto en estas latitudes como en minas de otros distritos del país.

Según el documento, Salta es la tercera jurisdicción nacional que más trabajadores formales aporta a la minería, detrás de Santa Cruz (con 6.911 empleados directos) y Buenos Aires (4.444). En tanto, comparte el tercer lugar junto a Jujuy en la cantidad de personal en los yacimientos locales. Santa Cruz es donde más puestos hay, donde se ocupa a 9.358 mineros, seguido por San Juan, con 4.617.

Construcción

El momento en el que mayor mano de obra ocupa la minería es cuando se construyen las plantas de procesamiento en los yacimientos. Para esa etapa, en la Puna salteña se espera que este año se ocupe a unas 2.500 personas para la construcción de tres proyectos de litio, de acuerdo a lo que adelantaron desde la Uocra (Unión Obrera de la Construcción de Argentina).

Los convenios que firmó el gremio con las mineras que tienen previsto iniciar en 2022 sus obras (Eramet, Posco y Ganfeng Lithium) establecen la prioridad de contratación de salteños y con salarios entre un 20 a 25 por ciento superiores a los establecidos en construcciones de ciudad, entre otros puntos que favorecen a los trabajadores del rubro.

Eso coincide con uno de los puntos que marca el informe del CEP XXI, donde se consigna que en las provincias donde predomina la minería metalífera y de litio, San Juan, Santa Cruz, Jujuy, Salta y Catamarca, los salarios mineros llegan a ser entre 1,6 y 3,5 veces mayores a las remuneraciones promedio de cada una de estas jurisdicciones.

A nivel nacional, al cierre de 2021, el empleo directo formal en la minería superó los 33.000 puestos y alcanzó la mayor marca desde que hay registro. De ese total, destaca el estudio del CEP, la minería metalífera es la que mayor personal contrata, con un 34% del total. Siguen los servicios mineros y actividades relacionadas con un 19% y las rocas de aplicación con un 15%. El restante lo explicaron el litio, los combustibles (carbón), los no metalíferos y la exploración.

Caracterización de los trabajadores de la actividad minera

El informe del el Centro de Estudios para la Producción XXI (CEP XXI), del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación sobre el empleo en la industria minera advierte que es una actividad muy heterogénea en cuanto a la caracterización de los trabajadores. Por un lado, cuando se habla del empleo en minería se están considerando, a grandes rasgos, dos modalidades.

Existen empresas que tienen un sistema de trabajo similar al de otras actividades; este es el caso de las firmas cementeras y caleras, que emplean trabajadores en jornadas de 8 a 12 horas, pero que retornan a sus hogares al final del día laboral. Estos empleos no implican desarraigo ni distanciamiento de sus familias.

Por otro lado, están las empresas metalíferas, cuyo régimen laboral presenta ocupaciones sujetas a un ritmo más arduo, con jornadas de 12 horas que requieren máxima atención en el ejercicio porque una distracción puede desembocar en un incidente de seguridad.

Campamentos

Además, los trabajadores en los yacimientos mineros comparten las restantes 12 horas del día con sus compañeros y colegas en los campamentos. Estas instalaciones, por lo general, cuentan con el bienestar necesario para el descanso, la higiene, la recreación y también la formación. Sin embargo -reveló la investigación del CEP XXI- una condición que atraviesa a casi todos los proyectos es el semidesarraigo que implica vivir en el campamento una quincena y una semana en sus hogares, variando la cantidad de días laborables y de descanso según el proyecto.

Por otro lado, los altos salarios que caracterizan a la minería -en particular la metalífera- responden a las demandas que deben cumplir quienes quieran ser parte de esta industria: desarraigo parcial y jornadas largas, sobre este punto hay que tener en cuenta que la minería (tanto metalífera como no metalífera) es la actividad de mayores horas trabajadas por semana.

Eltribuno.com

Comparte:

Noticias relacionadas