Especialistas advierten que Vaca Muerta «no es competitiva» con estos precios

El Instituto Mosconi presentó su propuesta de “transformación integral” para el sector energético. Lo hizo mediante un documento en el que se enumeran 60 medidas políticas que, según los autores, “son necesarias implementar para realizar la reforma que permita superar la crisis estructural de larga data” que atraviesa el sector. El organismo presidido por el exsecretario de Energía Jorge Lapeña puso a disposición de “las fuerzas políticas una propuesta base para la fijación de un programa energético de mediano y largo plazo, para implementarse luego del levantamiento de la cuarentena”.

Uno de los puntos destacados del escrito, llama a “reevaluar el proyecto de Vaca Muerta, incluyendo su sustentabilidad integral”. “Realizar, con prioridad, la reevaluación integral del Proyecto Vaca Muerta por parte del Estado Nacional a través de sus órganos competentes. Es necesario que el Poder Ejecutivo lleve adelante un pormenorizado análisis de la viabilidad de este proyecto, sus fortalezas y debilidades y los riesgos asociados”, remarcó el documento.

“El proyecto de Vaca Muerta ha demostrado que puede funcionar, parcialmente por lo menos, con precios internacionales del crudo en el orden de los u$s 60 el barril (ayer, el Brent cerró a u$s42,72). ¿Cuál es la prueba? Que ahora, que bajó de ese valor, se han cerrado la mayoría de los pozos. Debajo de u$s60, ese proyecto no funciona. Lo mismo ocurre en el caso del gas que, con los valores internacionales actuales, no funciona. O sea, es un gas no competitivo”, analizó Lapeña ante Ámbito. Una clave sería, entonces, “bajar los costos y aumentar la productividad”.

En ese sentido, quien fuera secretario de Energía durante el gobierno de Alfonsín, hizo referencia a la propuesta de reevaluar la situación en los yacimientos del sur argentino. “Muchos dijeron que Argentina se salvaba por Vaca Muerta, que era más importante que la Pampa Húmeda para producir dólares. Y la realidad es que hoy no puede colocar un metro cúbico de gas en el mundo porque no es competitivo”, remarcó Lapeña, quien culminó: “Tiene que ser objeto de una reevaluación técnica por parte del Estado, que tiene que analizar cuáles son los riesgos de este proyecto, porque si no es un proyecto que camina sólo a fuerza de subsidios de un Estado que no tiene plata para los subsidios. Entonces, lo que proponemos es que el Estado reevalúe y saque una conclusión. No tiene sentido producir algo que el mundo no va a comprar. Hay que cambiar el enfoque de los últimos diez años: porque tres gobiernos estuvieron imbuidos de la idea de que con Vaca Muerta Argentina se salva. Pero si tenés un producto para el mercado internacional, los precios internacionales los pone el mercado. Hay que cambiar el enfoque”.

Barril criollo

En ese sentido, el documento del Mosconi también cuestiona la instauración del denominado “barril criollo”, a mediados de mayo con un valor de referencia de u$s45. A la par, esbozó una serie de propuestas con el objetivo “imperativo de ordenar el mercado de combustibles líquidos en el corto plazo regulando precios y mitigando riesgos mayores de quiebra de la actividad en la emergencia”. Es por eso que, para el corto plazo y mientras dure la pandemia, el documento propuso “una política de regulación temporal del precio del crudo, diferente a un ‘precio sostén’ que debe tener como finalidad exclusiva retribuir costos de operación y mantenimiento con el compromiso de mantener el personal contratado”. Además, estipula que “las refinerías deben fijar temporalmente sus márgenes de refinación conforme a valores similares vigentes en el mundo, que son conocidos y de fácil interpretación” y que las “Provincias petroleras deberían canalizar sus requerimientos de equilibrio presupuestario por vía del Presupuesto Nacional y no por el mecanismo del barril criollo”.

En tanto, para el mediano y largo plazo, “se propone fijar crudo interno al valor de referencia Export Parity (real y auditado) para las transacciones entre empresas petroleras y refinadoras el mercado interno de petróleo”. A su vez, señaló que “la Autoridad de Aplicación deberá implementar mecanismos de compensación del tipo de fondos de compensación anticíclicos que compensen las fluctuaciones del mercado internacional de corto plazo”.

Ambito.com


Related posts