Esperan licitar la nueva cárcel sanjuanina en abril

«La idea es en abril poder licitar el proyecto, el financiamiento vamos a ver porque la provincia puede pagar, pero queremos ver que la Nación ayude o que después reintegren el 50%”,  dijo el ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi, sobre el nuevo penal para San Juan, una obra cotizada entre 1.800 y 2.000 millones de pesos, según la información oficial.

El lugar donde se hará la nueva cárcel sanjuanina es un tema muy sensible para el Gobierno porque quiere evitar que se genere revuelo social por anticipado a la construcción. El ministro aseguró que no es que no quiera decir la ubicación, sino que es un ítem que todavía no se define. Incluso, el funcionario echó por tierra  la versión de que se hará en un terreno cercano al límite entre Caucete y 25 de Mayo, como trascendió el año pasado. «Está medio descartado allí por los suelos, es muy salitroso y gredoso, y las fundaciones costarían entre un 30 y 40% más, lo que es mucha plata, tendría que ser un pedemonte, un lugar más rocoso para las fundaciones”, indicó.
Otro aspecto que debe tenerse en cuenta sobre la locación es que haya servicios de agua y electricidad y fácil acceso, explicó el funcionario. «Estamos evaluando. Tiene que ser un lugar que esté entre 30 y 40 kilómetros de la ciudad, un lugar poblado pero que sea inhabitable. No queremos que  se genere otro Penal de Chimbas que con el tiempo quedó lleno de barrios alrededor, por seguridad”, afirmó.
También están buscando un espacio que preferentemente sea propiedad de la Provincia `para evitar las expropiaciones que suelen ser largas y tediosas, y de una superficie importante,   de entre 500 y 700 hectáreas para poder emplazar una construcción de envergadura. Allí se prevé albergar a los reos de mayor riesgo y autores de delitos graves, y se planea hacer un edificio que cuente con sistemas de última generación con capacidad para más de 1.000 internos. Actualmente la población carcelaria del Penal de Chimbas asciende a unos 1.400 detenidos, duplicando la capacidad real de la dependencia que es de alrededor de 700 reclusos.
«Estamos evaluando lugares, no está definido ninguno. Y cuando tengamos dos o tres opciones firmes, hay que hacer estudios de suelo, de agua”, anticipó Baistrocchi sobre el proyecto, que oficialmente consideran necesario y urgente.
Tiempo de San Juan
Comparte:

Noticias relacionadas