Exploración minera: Las empresas preocupadas por las veranadas

Son las empresas que arrancaron la campaña de exploración, o están a punto de hacerlo, en el departamento Calingasta. Es que los crianceros chilenos cruzan sus animales a pastar en la zona y los protocolos de bioseguridad implementados por las compañías no contemplan esta situación. Desde el Gobierno dijeron que si se hacen las veranadas habrá requisitos sanitarios para los pastores.

Las campañas de veranadas se realizan en los Altos Valles de Calingasta, donde pastores de la Región de Coquimbo, Chile, practican la transhumancia, una actividad que consiste en trasladar ganado ovino, bobino y caprino -en su mayoría- hacia estos valles para pastar.

“La única duda que estamos teniendo es qué va a pasar este año con los pastores chilenos que ingresan a las veranadas. Según el Gobierno habría posibilidades de que habiliten una parte, pero primero se había dicho que no. Estamos siguiendo el tema con mucho detalle porque esa sería una vía potencial. Obviamente tenemos que realizar algún tipo de trabajo con ellos porque siempre vienen a nuestros campamentos por atenciones médicas, compartir señal de wifi o alguna necesidad por un incidente. Nos ha pasado que tuvimos que rescatar gente por problemas de quebraduras. Debemos tener una política adaptada a esa situación”, dijo Ricardo Martínez, secretario de la Cámara Minera de San Juan, y gerente de Geología en la empresa Fortescue, en el programa radial “Creación Renovable”.

Las fechas de ingreso de la última veranada fueron desde el 15 de diciembre de 2019 hasta el 15 de enero de 2020, y para el egreso se fijó como fecha tope el 15 de marzo de este año.  La sequía es un motivo por el cual se había considerado suspender las veranadas justamente para preservar las zonas donde se puede almacenar aguas subterráneas.

Consultado al respecto, el secretario de Relaciones Institucionales de la provincia, Marcelo Fretes, dijo en dicho programa radial que “en el caso de que se llegasen a hacer, obviamente es muy probable que se coloquen requisitos sanitarios para el ingreso. Hoy si quisieran entrar, primero no podrían, pero si viniera alguien de otra provincia se le pediría también un estudio. Gendarmería Nacional destaca gente en los pasos que se habilitan para esos cruces, obviamente sabemos que la Cordillera es grande pero no por todos lados se puede cruzar”, señaló.

COVID-19: el protocolo de Fortescue

“Tenemos mucha gente de San Juan y de Calingasta. Todo el personal contratista y propio de la empresa llena, a través de una aplicación, lo que se llama un triage orientado por nuestro médico, que es una declaración jurada de una situación clínica sobre determinados síntomas. Eso se hace día por medio y se viene haciendo prácticamente desde que volvimos del trabajo de campo del año pasado”, explicó Martínez.

Ese triage alerta y mantiene una base de datos donde la gente que puede tener algún síntoma directamente es sacada del roster que debería cumplir, hasta que ese síntoma mejora o eventualmente va a un testeo para revisar qué pasa. Si esa revisión clínica está Ok, el personal está habilitado a subir.

“El aislamiento por un día es para la gente que está en la provincia y la que viene de Calingasta. Al otro día tiene el vehículo con todas las provisiones para constituir una burbuja epidemiológica hasta la Cordillera. La gente del vehículo está habilitada y testeada, y es puesto a disposición de la gente que va a subir en la puerta del laboratorio a las 6 de la mañana. El laboratorio testea (antígeno) en un plazo de 40 minutos a 1 hora, entrega el resultado en papel. La persona, con el papel y registro de negativo (si es positivo se separa antes de constituir la burbuja), emprende el viaje y no debe pararse en ningún lugar donde interactúe con personas; hasta la garita de admisión en la Cordillera que está a 50 Km de Calingasta o a 20 Km de Barreal. En la de Barreal compartimos el control con Glencore Pachón, y en la de Calingasta con Minera Andes y Aldebarán”, detalló Martínez.

La empresa adaptó los rosters de 14×9 para evitar la superposición de dos turnos en el campamento “y hemos tenido que agrandar las capacidades de los espacios comunes, las oficinas y, fundamentalmente, dormitorios para mantener el distanciamiento social”, concluyó.

Cámara Minera de San Juan


Related posts