Explosivos para la minería: La planta jachallera que quiere volver a ser fábrica

Pertenece a Fabricaciones Militares y está en el departamento Jáchal desde hace siete años. Abastece de explosivos a la Mina Gualcamayo, a una sola calera y quiere proveer a los productores mineros vallistos. Tendrá una planta de emulsiones y así sumará a Veladero como cliente y podría vender a todo el país. Hoy depende de la seccional Villa María e independizándose manejaría todo lo relacionado a minería y bajaría los costos fijos.

La Planta de Explosivos y Servicios Mineros de Fabricaciones Militares, que está en el departamento norteño desde el año 2014, está eficientizando los sistemas para aumentar la producción y con miras a que se transforme en fábrica de nuevo. Con esa expectativa, que podría tener un horizonte cercano, es que el jefe de la Planta, Raúl Anfuso, está aceitando los eslabones para cuando llegue el momento.

“A la Mina Gualcamayo le estamos prestando un servicio de abastecimiento y voladura integral a cielo abierto; y hemos hablado con el Gobierno de la provincia para ver si proveemos el servicio a los pequeños productores mineros de Valle Fértil a menos de la mitad del precio que ellos pagan.  Se está terminando de armar la compra de una planta de emulsiones que demandará una gran inversión y recién ahí podríamos estar en condiciones de entrar a Mina Veladero. Nosotros no contamos con emulsiones que es un producto que se usa en ese tipo de minas y en subterránea”, precisó Raúl Anfuso, en el programa radial “Creación Renovable” que se emite los sábados por la CNN Radio San Juan.

En la Planta trabajan cincuenta personas, de las cuales el 85% son oriundos de Jáchal. “Con la planta de emulsiones podremos abastecer no solo las minas de San Juan sino también de todo el país y demandará más empleados. De entrada, calculamos que cinco trabajadores más. Esa planta es llave en mano y viene con dos camiones, uno para minería subterránea y otro para mina a cielo abierto”, dijo Anfuso.

“Nosotros no somos deficitarios. El problema son los vaivenes de los gobiernos de turno. El de ahora está impulsando la industrialización. En el gobierno anterior no teníamos plata ni para hacer el mantenimiento de los vehículos”.

Según el ingeniero de Minas, una fábrica “nos daría independencia fundamentalmente y hay costos fijos que se nos bajan. De todas maneras, los precios que tenemos son bastante competitivos. En el país hay varios proveedores que nos compran a nosotros o a la competencia y revenden.  De minería no metalífera tenemos un cliente que es un proveedor minero y, esporádicamente, una calera. Al ser dependiente de la fábrica de Villa María toda la parte de ventas la manejan desde allá. Al comienzo fue una fábrica independiente y después se redujo gente en la época del gobierno anterior y pasó a ser planta. No es difícil lograr que se convierta otra vez en fábrica”, comentó en el programa radial.

FOCO EN LA EFICIENCIA

Entre los planes de la todavía planta, que aspira a ser la fábrica jachallera de Fabricaciones Militares, está instalar paneles solares que permitiría un ahorro del 50 por ciento de la energía consumida actualmente. “Tenemos varios pedidos y uno es terminar un galpón de mantenimiento. Estamos terminando de armar un servicio de post venta, un servicio técnico que asesore a los que nos compran los explosivos. Se incorporó un ingeniero industrial que está estudiando nuestros procesos para hacerlos más eficientes y para el año que viene queremos ver si le bajamos el precio a algún producto. Estamos organizando que la gente de producción trabaje por objetivos y eso nos ha ayudado a aumentar la producción con la misma cantidad de operarios y las mismas máquinas. Ahora queremos mejorar las maquinas que tenemos para aumentar más la producción”, detalló Anfuso.

Cámara Minera de San Juan


Related posts