Firman el nuevo régimen para Vaca Muerta

Tras varios meses de una tensa discusión y en medio de un clima enrarecido por cientos de despidos en el sector, el gobierno nacional, el sindicato de petroleros y las empresas firmarán hoy la adenda no convencional, que fijará las reglas del juego laboral en Vaca Muerta.

Se trata de una serie de preceptos que buscan ordenar al sector, y que implicarán en la práctica un recorte salarial para unos 4.000 petroleros que se dedican a servicios especiales y al montaje de torres.

El presidente Mauricio Macri encabezará el acto, en lo que considera la piedra fundamental de su plan para arribar a acuerdos de productividad en todos los sectores de la economía. También será de la partida el gobernador Omar Gutiérrez, según confirmaron anoche fuentes oficiales.

El titular del sindicato de petroleros, Guillermo Pereyra, aseguró a este medio que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca y su par de Energía, Juan José Aranguren, estarán presentes. El gremialista tenía expectativa en que todos los sectores, incluyendo al gobierno provincial, pudieran firmar algún documento político.

Dentro de los temas centrales que aguarda Pereyra se encuentra un compromiso de inversiones de parte de las petroleras y el programa de subsidios al gas, que según pudo constatar este medio de técnicos del Ministerio de Energía, aún está en elaboración.

Vigencia

Pereyra explicó que la mayoría de los puntos de la adenda ya están en vigencia, pero ésta estará operativa de forma plena cuando se publique en el Boletín Oficial.

“Cuando se firmó el convenio de productividad, se copiaron cosas de la adenda. Pero aparecen los muchachos que quieren cobrar horas extras o taxi cuando no se hacen y trabajan 12 horas. Los que sí las hacen son los del convencional, que las seguirán cobrando”, explicó el gremialista.

Según su postura, el trabajador seguirá cobrando lo mismo que ahora, con la diferencia de que ya no trabajará horas extra u horas taxi. Esto implicará un fuerte descuento en la mayoría de los recibos de sueldo, aunque en la práctica trabajarán menos.

Pereyra también aclaró sobre cuáles trabajadores recaerá esta adenda. “El que trabaja en convencional va y trabaja en el convencional, no en el no convencional. No pueden prestar servicio para las dos cosas, porque fractura y esas cosas son muy específicas del no convencional”, remarcó.

El nuevo marco laboral tipifica de forma precisa qué es y qué no es el desarrollo no convencional. En este último punto se incluye tanto la explotación shale (Vaca Muerta) como otros proyectos como el tight (gas y petróleo en arenas) y petróleos extrapesados.

El gobierno de Mauricio Macri espera que este acuerdo que se consiguió para el sector petrolero pueda repetirse en otros sectores, siempre con la premisa de flexibilizar las condiciones de laborales de modo de mejorar la productividad. El ministro de Producción, Francisco Cabrera, ya adelantó que se buscará replicar el convenio en el sector automotor, aunque el gremio del sector ya adelantó que presentará resistencia.

El número

30%

será el recorte que sufrirán miles de trabajadores petroleros en sus recibos por el fin de las horas taxi.
Rio Negro
Comparte:

Noticias relacionadas