Gasoducto: las obras están terminadas y en julio estará operativo

En los días más crudos del invierno sanjuanino, la gestión uñaquista pondrá en marcha el ansiado gasoducto que llega desde Mendoza. Las obras ya están finalizadas y, según confirmaron las autoridades, será en los primeros días de julio cuando esté en pleno funcionamiento. El gasoducto permitirá incrementar la capacidad de consumo local en un 34 por ciento y asegurar el abastecimiento en la provincia en una época clave.
La cañería que sale desde la estación compresora en Lavalle, Mendoza, y finaliza en la localidad sarmientina de Retamito, es una obra relevante que nació con la intención de complementar el crecimiento que tuvo la provincia en los últimos años, ya sea con el incremento de la demanda de energía del sector industrial, como con la cantidad de barrios que se han llevado a cabo en todo San Juan.
La obra comenzó su construcción en abril de 2015 y desde su inicio sufrió varias postergaciones. En un principio debió estar finalizada para enero del siguiente año, pero la empresa que tenía a cargo los trabajos no pudo cumplir con los plazos, por lo que la terminación del ducto fue postergado. Luego, la fecha tentativa de funcionamiento fue diciembre de 2016, pero la obra no fue completada por lo fue necesario extender más los tiempos. Tras terminar la colocación de la cañería, tenían previsto inaugurar el gasoducto en los primeros meses de este año, pero las lluvias del verano generaron un problema porque que erosionaron los terrenos circundantes a las obras. Eso dejó la posibilidad de que los caños se quebraran, por lo que se colocaron gaviones, piedras contenidas en mallas de alambre, similar a la que se coloca a los costados de los ríos, para que en caso de precipitaciones importantes, el agua circule con normalidad debajo de la cañería, sin comprometer a los materiales del gasoducto.

Distancia

Son los kilómetros de cañería que se instalaron desde Lavalle hasta Sarmiento. El consumo actual de gas es de 1,4 millones de metros cúbicos y con la obra pasará a 2,3 millones.

Según confirmaron desde la Secretaría de Servicios Públicos, todas esas obras fueron completadas, por lo que sólo restó solucionar problemas de documentación de los terrenos por donde pasa la obra. Ricardo Teragni, director de Redes de Gas de la provincia, explicó que desde que sale de Mendoza y llega a San Juan “la cañería pasa por varios diferimientos y hubo inconvenientes en la documentación, algo que ya está aclarado”.
Con este tema salvado, el funcionario sanjuanino confirmó que “en los primeros días de julio el gasoducto va a estar habilitado. Esto significa que va a ingresar más gas, incrementando en un 34 por ciento la capacidad de consumo que tenemos actualmente”.
Según Teragni, las zonas que hoy están servidas con gas “están funcionando en perfecto estado” y con la puesta en marcha del gasoducto “las casas se podrán calefaccionar sin ningún inconveniente”. Además, el servicio en la industria y en las estaciones de GNC estará garantizado, sin miedo a cortes en el abastecimiento como ocurrió en los inviernos de 2012 y 2013.
El gasoducto tuvo un costo de unos 300 millones de pesos, donde el Ejecutivo local se hizo cargo de la mitad de la inversión y el resto fue completado con fondos nacionales. Al ser una obra que interprovincial, desde el Ejecutivo no se descartan que de la inauguración participen funcionarios nacionales y de la vecina provincia.

Diario de Cuyo


Related posts