Gigante siderúrgico surcoreano invertirá USD830 M para instalar una planta de hidrógeno de litio en Argentina

La capacidad es suficiente para satisfacer la demanda de 600.000 vehículos eléctricos, según informó POSCO.

La planta se construirá en el primer semestre de 2024.

En mayo, POSCO, el quinto mayor productor de acero del mundo, también inició la construcción de una planta en Corea del Sur para extraer hidróxido de litio, un material clave para las baterías de vehículos eléctricos, reportó la agencia de noticias Yonhap.

La planta tendrá una capacidad de producción anual de 43.000 toneladas de hidróxido de litio, suficiente para fabricar alrededor de 1 millón de vehículos eléctricos, según POSCO.

POSCO compró los derechos de extracción de litio en Argentina a la minera de litio australiana Galaxy Resources por USD280 millones en 2018.

Actualmente, la siderúrgica tiene derechos mineros sobre un área de 22.800 hectáreas en la región.

Inicialmente, POSCO estimó que el sitio tenía 2,2 millones de toneladas de reservas de litio.

Pero más tarde se confirmó que el sitio contiene 13,5 millones de toneladas de reservas de litio, lo que es suficiente para fabricar baterías para unos 370 millones de coches eléctricos, según POSCO.

POSCO dijo que planea aumentar su capacidad de producción anual de litio en el país y en el extranjero a 220.000 toneladas para 2030.

El gigante del acero de Corea del Sur ha estado presionando para impulsar su negocio de vehículos eléctricos en los últimos años como parte de una estrategia de diversificación.

Hidrógeno verde

El anuncio de POSCO se suma a la inversión de 8.400 millones de dólares que anuncio una empresa australiana para el desarrollo de proyectos de hidrógeno verde.

La empresa que hará las inversiones es Fortescue Future Industries (FFI), cuyo presidente para América latina es Agustín Pichot.

El desarrollo del proyecto será en la localidad Punta Colorada, Río Negro, a 170 kilómetros de la ciudad de Puerto Madryn, en Chubut.

La tecnología del hidrógeno verde, que cada vez suscita un interés más concreto como una estrategia de transición energética, implica una gran oportunidad para Argentina porque tiene una amplia ventaja competitiva para generar energía renovable eólica con buenos vientos en la Patagonia, hidroeléctrica con importantes proyectos pendientes y también solar por los niveles de radiación en el NOA.

Baenegocios.com

Comparte:

Noticias relacionadas