Glencore, la minera que tiene un proyecto en San Juan, es parte del escándalo en Vincentín

Glencore, la minera que tiene Pachón, es socia y había intentado comprar la empresa que el Gobierno anunció que expropiará. Además, una de las mosteras más importante de la provincia es de la cerealera y tiene alrededor de un centenar de trabajadores sanjuaninos.

Alberto Fernández anunció este lunes que intervendrá y expropiará una de las cerealeras más grandes del país, Vincentín. La empresa se encuentra en convocatoria de acreedores tras declararse incapaz de pagar un crédito de 350 millones de dólares que le otorgó el Estado en los últimos meses del Gobierno de Macri y es la protagonista de uno de los escándalos financieros que más complican a la anterior gestión.

Para los sanjuaninos esta decisión nacional tiene un fuerte impacto en dos de sus sectores productivos principales: la producción vitivinícola y la minería. Es que Vicentín es social de una de las mineras con más peso locales y además de una de las tres mosteras más grandes.

Por el lado vitivinícola, Vicentín tiene presencia local porque es propietaria de ENAV, una de las tres productoras y exportadoras de jugo concentrado de mosto más grandes de San Juan. Incluso, esta empresa es central para la cadena productiva porque afecta los valores del kilo de uva.

Cuando se conoció el escándalo de Vicentín y el préstamos millonario del Banco Nación que luego no pudo pagar, hubo revuelo entre los productores locales. Es que ENAV paga a los viñateros en cuotas las uvas que compra y cuando se conoció de su insolvencia para devolver el dinero muchos empezaron a mirar con preocupación por la cadena de pagos. Hasta marzo no se habían registrado dificultades.

En cuanto a la minería, el contacto con San Juan es a través de Glencore, la empresa minera suiza que tiene los derechos de la mina Pachón, el yacimiento de cobre más grande del país, ubicado en Calingasta. Este gigante no sólo se dedica al sector minero, sino que en el mundo tiene fuertes intereses en el negocio agropecuario y por eso es que quedó tan cerca de lo ocurrido con Vicentín. Es que la la empresa suiza es socia con la que intervendrá el Estado en Renova, la cerealera más grande del país.

En abril Glencore se convirtió en noticia porque había ofrecido comprar Vicentín, que se encuentra en quiebra, para quedarse con la totalidad del negocio cerealero. Pero esto no sería posible ahora, con la posible expropiación por parte del Estado, que se hará cargo de la deudora a través de YPF.

Durante el anuncio de la intervención, un periodista de agencia Bloomberg consultó a Alberto Fernández sobre la sociedad entre Glencore y Vicentín y pidió saber qué sucedería con la misma. Sobre esto, el presidente aseguró que hay que «darle tiempo al tiempo», aclaró que todavía no ha hablado con los empresarios suizos y aclaró que «todavía tenemos que conocer la situación de la empresa. Sabemos que Glencore es socio del grupo en una empresa».

Tiempo de San Juan


Related posts