Grandes mineras arremeten contra el royalty y advierten efectos negativos en inversión

Las principales mineras globales que operan en Chile participaron ayer de la sesión de la comisión de Minería y Energía del Senado, en la que advirtieron de los graves efectos que tendría la moción sobre el royalty aprobada por la Cámara. Una de las presentaciones estuvo a cargo del presidente de joint ventures de BHP Minerals, Carlos Ávila, que aseguró que el proyecto eleva impuestos de manera ‘desproporcionada’.

‘Por nuestra impronta internacional, en BHP sabemos cómo opera la estructura tributaria en muchos países, y podemos afirmar que el espacio que muchos imaginan que existe para subir impuestos en Chile sencillamente no existe, la carga tributaria es similar a nuestros competidores más exigentes, como Australia o Canadá, que además presentan un menor riesgo institucional’, dijo. El ejecutivo ejemplificó que operaciones como Cerro Colorado no serían viables, e inversiones como Spence, de más de US$ 2.400 millones, tampoco.

En esta línea, Ávila advirtió que una eventual expansión de Minera Escondida tampoco podría hacerse (ver relacionada). En la instancia también participó el vicepresidente de Asuntos Corporativos de Anglo American, René Muga. ‘La nueva forma de hacer minería (verde) y todo su potencial de crecimiento se pone en riesgo con la actual propuesta de royalty, serán muchas compañías que se verán obligadas a reducir su producción o dejar de operar, con ello se producirá un efecto distinto al buscado, disminuyendo la importancia de Chile en el mercado mundial y favoreciendo a nuestros competidores’, aseguró Muga. El ejecutivo agregó que de aprobarse el proyecto que salió de la Cámara, afectaría las decisiones de inversión que se deben tomar, como Los Bronces Integrado. ‘Esto reduciría nuestra producción y el empleo, poniendo en riesgo unas 700 mil toneladas anuales y 32 mil puestos de trabajo directo e indirecto y más de US$ 10 mil millones en inversión’, añadió.

También intervino el presidente de Antofagasta Minerals (AMSA), Iván Arriagada, quien detalló que el royalty afecta a faenas y proyectos futuros, que tienen una menor ley de mineral, por tanto, mayores costos de inversión. Apuntó a que el objetivo debiese estar en acelerar el desarrollo de la minería del futuro, ya que su aporte es clave para concretar la agenda social. ‘Esto no significa que no existan formas de aumentar la contribución de la minería a Chile; sin embargo, es importante considerar que el principal aporte va mucho más allá de los impuestos pagados. Un 80% de los ingresos de AMSA en 2020 se utilizaron en proveedores, remuneraciones, inversiones y aporte a las comunidades; otro 10% fue al pago de impuesto y el 10% restante a los inversionistas’, dijo.

La presidenta de la comisión, Yasna Provoste, indicó que ‘la pregunta que surge es que esto requiere asumir que la tributación minera es insuficiente para los desafíos que tenemos como país de ser más equitativo territorial y socialmente. Entonces, les pregunto cómo imaginan este debate de aumentar la recaudación fiscal proveniente del sector y mantener la competitividad con desafíos como la minería verde’. La senadora Isabel Allende destacó que existe coincidencia en el desarrollo de la minería del futuro y aseguró que ‘todos están conscientes de que es una oportunidad de desarrollar una mejor minería, que no tenga las externalidades negativas, y avanzar en nuevas tecnologías’.

Terran.cl


Related posts