Gremios y piqueteros dividen sus lealtades con miras a octubre

La mayoría de los dirigentes sindicales y piqueteros lo repite como un mantra: la dispersión de fuerzas no pasará más allá de las urnas. Con prevalencia en la interna del peronismo, los principales gremios de la CGT y los movimientos sociales reparten sus preferencias para las próximas elecciones legislativas. Dentro del atomizado mapa de apoyos, Florencio Randazzo , Cristina Kirchner y Sergio Massa aparecen en el tope de las preferencias.

Son varios los sindicatos con asiento en la sede de la calle Azopardo que se encolumnaron con el ex ministro de Transporte del kirchnerismo. Los gremios del transporte, entre los que se destacan UTA (colectiveros) y los ferroviarios de La Fraternidad, dieron avales y le garantizaron a Randazzo que prestarán apoyo en la fiscalización de las elecciones. La UOM (metalúrgicos), que lidera Antonio Caló; Smata (metalmecánicos), y el Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), que conducen el taxista Omar Viviani y el ferroviario Sergio Sasia, también acompañan la candidatura del ex funcionario de Cristina Kirchner.

En los últimos días, además, ese espacio tuvo una incorporación de peso. La diáspora de dirigentes en el massismo alcanzó el ámbito gremial. Héctor Daer (sanidad), uno de los tres jefes de la CGT, formalizó su alejamiento del Frente Renovador de Sergio Massa e inmediatamente pegó el salto hacia el espacio que construye Randazzo.

Entre los fieles a Massa se mantiene el barrionuevista Carlos Acuña, triunviro de la CGT y jefe de los trabajadores de estaciones de servicio. El jueves pasado, Acuña siguió en la primera fila del microestadio DirecTV Arena de Tortuguitas la presentación de la alianza que el tigrense comparte con Margarita Stolbizer. Además, empujan la candidatura de Massa los gremios de gastronómicos, textiles y otros enrolados en la CGT Azul y Blanca.

¿Y el sindicalismo macrista? El líder más visible es el jefe de Uatre (peones rurales), Gerónimo «Momo» Venegas, quien forma parte de la coalición Cambiemos con su Partido Fe. Venegas viene de compartir el acto del 1° de Mayo con el presidente Mauricio Macri en el microestadio de Ferro.

Otro de los gremios encolumnados con la Casa Rosada es el de los petroleros del senador Guillermo Pereyra, uno de los artífices del acuerdo por Vaca Muerta. Pereyra fue uno de los pocos que quebraron la unanimidad en el llamado al paro general del pasado 6 de abril.

Las fuerzas del triunvirato piquetero que conforman la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC) se repartirán en tres opciones. Los dirigentes que impulsaron la emergencia social pactaron que la dispersión no romperá la unidad «en la calle» ni en las mesas de discusión con el Gobierno.

Un lugar en las listas

La CTEP, cuya expresión mayoritaria es el Movimiento Evita, que lidera Fernando «Chino» Navarro, es uno de los principales impulsores del ex ministro Randazzo. La organización, de fuerte presencia en la provincia de Buenos Aires, aspiran a colar varios dirigentes en la lista.

Barrios de Pie, brazo territorial de la organización Libres del Sur, acompaña el acuerdo con el GEN, de Stolbizer, y sostiene al Frente Renovador, de Massa. Daniel Menéndez, el referente del grupo piquetero, fue otro de los que estuvieron presentes el jueves en el acto en Tortuguitas.

En tanto, la CCC trabaja acuerdos a varias bandas. Los más firmes, con Alberto Rodríguez Saá en San Luis, mientras que en la provincia de Buenos Aires acompañarán el Frente Popular de Víctor De Gennaro.

Sin embargo, más allá de esta dispersión en las alianzas territoriales, las tres fuerzas piqueteras podrían confluir en la Capital Federal. La semana pasada cada una llevó representantes a una reunión en el hotel Bauen, donde confluyeron sectores de centroizquierda, encabezados por Jorge Taiana y el ex diputado nacional Claudio Lozano.

Cruje la alianza de Colombi

Cuando faltan días para las elecciones en las que se definirá el nuevo intendente de la capital correntina, y cuatro meses para las elecciones a gobernador, el frente multipartidario ECO, que lidera el mandatario radical Ricardo Colombi, cruje. Gustavo Canteros, actual vicegobernador y aspirante a la sucesión del caudillo radical, amenazó con abandonar el frente y conformar un «amplio frente político y social» por fuera de ECO si Colombi continúa negándose a elegir un sucesor por medio de internas abiertas. «Participaremos de la elección a gobernador con ECO o sin ECO», dijo Canteros, sin mencionar a su compañero de fórmula en 2013, y agregó, molesto: «A los aliados se los escucha y se los trata con respeto, como siempre lo hemos hecho nosotros», afirmó. Colombi quiere a un radical para enfrentar al PJ.

La Nación

Comparte:

Noticias relacionadas