Guzmán afirmó que avanzará con la promoción de la inversión externa en energía

«Vemos una necesidad de poder adaptar el esquema de regulaciones de capital, específicamente para el sector energético. Es necesario facilitar los flujos de inversión externa directa al sector en la Argentina», afirmó el ministro en un evento sobre energía que se desarrolló en Neuquén, organizado por el Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA).

La intención es avanzar con estos cambios «en los próximos días», precisó Guzmán, aunque sin aclarar si esto se hará simplemente por resolución oficial o mediante el avance del proyecto de la Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas, hoy estancado.

Economía estudió las modificaciones en la normativa junto al Banco Central y a otras jurisdicciones del Gobierno, pero también en diálogo con las empresas y el sector privado local y mundial, aseguró Guzmán, quien ya había adelantado esta idea en una charla que mantuvo el martes con referentes de los sindicatos energéticos.

«Básicamente, se estudiarán cambios en las regulaciones de la cuenta capital, para garantizar el ingreso de inversiones fuertes para tener infraestructura correcta», explicaron en el Palacio de Hacienda a BAE Negocios, sobre todo con la intención de dinamizar la producción de shale y de construir plantas de GNL, agregaron.

Este último es uno de los insumos energéticos clave en el que el país es deficiente, por lo que aumentar su producción es un paso necesario hacia un menor gasto de las divisas requeridas para importarlo.

El plan del Gobierno es ambicioso y busca revertir esa situación, para comenzar incluso a exportar GNL a partir de 2026, anticipó Guzmán. En pos de ese objetivo, el ministro se propuso que la inversión supere los 10.000 millones de dólares en los próximos años. Al mismo tiempo, este escenario «contribuiría a reducir los subsidios asociados al consumo de la energía», explicó.

En este marco, el titular de Economía señaló que el proyecto «de mayor importancia estratégica para los años próximos es el gasoducto Néstor Kirchner«, que fue relanzado la semana pasada por Alberto Fernández y cuya construcción, según se precisó hasta el momento, se realizará con fondos públicos.

Sin embargo, el plan de inversiones externas de Guzmán recibió cuestionamientos desde el sector energético local.

«Cuando se establecen herramientas ad-hoc para tentar a inversionistas se corren varios riesgos a evaluar», como por ejemplo «discriminar negativamente a inversores ya establecidos» señaló a BAE Negocios el flamante presidente de la Confederación Pequeña y Mediana Empresa (COPYME)Sergio Echebarrena, una nueva organización del sector recién conformada y que este mismo miércoles fue recibida por Matías Kulfas.

«Las inversiones que se consigan con beneficios especiales que implican otro modelo de remisión de dividendos deben tener como contrapartida una entrada de divisas por exportaciones o sustitución de importaciones», agregó Echebarrena, también dirigente de Cámara Argentina Proveedores de la Industria Petro Energética (CAPIPE).

En ese sentido, sostuvo que debe haber «disposiciones muy taxativas para asegurar la participación creciente de la industria local» y que el recurso debe ser explotado «con inteligencia y sentido nacional».

«La política energética debe tener como primera prioridad el autoabastecimiento a precios internos», resumió el dirigente.

Baenegocios.com

Comparte:

Noticias relacionadas