Ideas para el mientras tanto y para el día después del COVID-19

La Argentina y el mundo recibieron el mayor golpe inesperado en varias décadas. Será porque tocó vivirlo de muy cerca o porque nada afectó a tantos países casi simultáneamente. Nadie imaginó el daño que podría causar en primer lugar a la salud de las personas en mayor medida a grupos vulnerables y también a los agentes de salud pública que fueron la fuerza de choque contra la pandemia, una más de la historia de la Tierra. En segundo lugar, el mayor golpe fue a la industria mundial y por ende a la Argentina y consecuentemente también a San Juan.

¿Cuál es la salida?

La Minería fue declarada esencial y no quedó claro si la CADENA DE VALOR MINERA fue incluida. Esto debe considerarse. Hay estimaciones de distintas corrientes que calculan que, por cada trabajador directo en minería, hay 2,7 trabajadores que hacen un trabajo para quienes están en el frente de trabajo. A su vez se estima que la Población Económicamente Activa (PEA) es de 7, es decir si habría 5.000 trabajadores mineros en las minas de producción hay 13.500 trabajadores indirectos que elaboran bienes y servicios para la industria minera. Además, se considera que la PEA es de 35.000 personas.

Se estima también que el mejor escenario de producción será en épocas de crisis y por tiempo incierto del 50% y consecuentemente eso podría afectar a la cadena de valor en el mismo porcentaje, es decir que de un total de 53.500 trabajadores se reduzcan a 26.750. Pero esto no es solamente números fríos, sino es la gran afectación de reducir la industria a la mitad y ese debería ser EL VERDADERO FOCO DE AUTORIDADES Y EMPRESAS EN ESTE MOMENTO es decir durante la crisis.

Para contrarrestar los efectos de esta crisis en sostener empleo y por ende valor social minero, hay que plantear como política de estado, recuperar la CADENA DE VALOR PARA SALVAR 26.750 EMPLEOS o el número que sea.

En el MIENTRAS TANTO hay que recuperar la CADENA DE VALOR que comienza a tener una oportunidad tal vez única que es la de sustituir muchos bienes y servicios, el camino es una economía casi cerrada por lo tanto es INDISPENSABLE recuperar la producción de BIENES Y SERVICIOS MINEROS DE MANERA URGENTE sin descuidar las premisas de trabajo seguro y saludable y ahí está la mayor oportunidad de la pequeña y mediana industria en ofrecer productos de “sanitizacion” y desinfección industrial, nuevas instalaciones o nuevos accesorios, nuevos sistemas de ventilación para edificios industriales y públicos. HAY QUE BUSCAR UN NUEVO PARADIGMA PARA TRABAJAR Y CONVIVIR CON LA PANDEMIA. ¡ESA TAL VEZ ES LA OPORTUNIDAD!

Es necesario hacer una mesa de trabajo institucional con la Unión Industrial de San Juan, la Cámara Minera de San Juan y las Cámaras de Proveedores de Bienes y Servicios provinciales y municipales. ¡ES MOMENTO DE PLANTEAR UN ESCENARIO DE SALIDA EN EL MIENTRAS TANTO!

Es el momento de salvar la mayor cantidad de puestos de trabajo que no se pierdan, es decir en PRESERVAR CON FONDOS GENUINOS DE SU PROPIA PRODUCCION a esos 26.700 trabajadores.  Hay que convocar a los gremios sectoriales a que acompañen a la recuperación en el MIENTRAS TANTO porque como lo expresó claramente el gobernador de San Juan “debemos producir cuidándonos al máximo” pero no se debe dejar de producir.

Las urgencias del país dejaran a San Juan en un segundo plano. ¡Es la hora de generar un ESTADO QUE SEA INDEPENDIENTE DE LAS AYUDAS DE LA NACIÓN Y SAN JUAN TIENE CON QUÉ!

La CADENA DE VALOR MINERA debe ser el objetivo en las dos etapas porque es el sector que más daño sufrirá por la pérdida de un cliente que solo compraría una parte de lo que compraba antes.

¿La pregunta del MILLÓN es cómo hacerlo? Hacerlo de manera saludable, con delimitación segura de puestos de trabajo, con equipamiento de elementos de protección personal acordes a la crisis. Mantener el distanciamiento social o generar barreras físicas en el trabajo, tener protocolos basados en el control estricto de la salud, instalar cámaras térmicas para la medida de la temperatura de manera remota, hacer todos los tests que determina salud pública, planificar los horarios de trabajo y la manera de alimentarse. HAY QUE BUSCAR UNA NUEVA INDUSTRIA SEGURA Y SALUDABLE y eso en sí mismo es la oportunidad.

Por otro lado, dictar normas de emergencia para utilizar los FONDOS FIDUCIARIOS GENERADOS para apoyar el nacimiento de una nueva industria basada en la vieja industria pre-COVID-19 por la nueva industria Post COVID-19. ESE ES EL VERDADERO DESAFÍO PARA INICIARLO AHORA MISMO.

Para el escenario del DIA DESPUES hay que plantear PRIMARIAMENTE RECUPERAR LA INDUSTRIA EN CAMINO AL 100% proyectado y a la vez las compañías que podrían aprovechar la recuperación de la economía y por ende la suba de las materias primas y eso sucederá en el mundo.

Volver a los niveles de producción del 100% no será simple y cambiará el paradigma de la seguridad en el trabajo y en la convivencia de los campamentos mineros y ahí se ve una nueva oportunidad. Se deberán cambiar la filosofía de oficinas, los sistemas de ventilación de los campamentos para hacerlos más saludables, se tendrían que instalar sistemas auto limpiantes para limpieza y desinfección (otra oportunidad de la cadena de valor)

El sistema de transporte ya es distinto y será distinto por mucho tiempo, ¿tal vez años?, y ahí está la oportunidad de más empleo y más maquinaria.

Todas las crisis generaron oportunidades que son la adaptación a nuevas condiciones de trabajo, de transporte, de alimentación, de trámites bancarios, de recaudación impositiva y de relacionamiento social. La cadena de valor minera debe ser integrada a la esencialidad de la minería como un todo. Al menos es parte de la solución y la lucha por no perder más de 27.000 empleos.

Por Lic. Mario Hernández

Panorama Minero


Related posts