Industria, construcción y exportaciones, pilares de la reactivación

Industria, sector automotriz, exportaciones y construcción son los principales motores de la reactivación económica en 2021 en la Argentina, donde el nivel de actividad se viene recuperando con fuerza después de la crisis del Covid-19 y a la espera de que, con las nuevas aperturas, aumente el nivel de consumo y las actividades más afectadas por las restricciones.

En ese sentido, tras la caída por la segunda ola de coronavirus en abril y mayo pasados, en julio la actividad creció por segundo mes consecutivo y anotó el mayor nivel desde el inicio de la pandemia, apenas 0,7 puntos por debajo del nivel que tenía en febrero de 2020, según reflejó el estimador mensual de actividad económica (EMA) que mide el Indec.

“Todos los componentes del PBI se recuperaron en el segundo trimestre y la inversión ya supera en 13,7 por ciento al promedio de 2019”, aseguró un informe (titulado “La coyuntura productiva”) publicado por el Ministerio de Desarrollo Productivo nacional.

En el documento se destacó, comparando con 2019, cómo la industria argentina creció 5,6 por ciento en julio, por encima del resto de los países (excepto China), y que “en plena pandemia la industria viene operando por encima” del año pasado.

“En julio estuvo 7,2 por ciento por encima de promedio de 2019, que fue el segundo mejor valor en más de tres años, e incluso superior a gran parte de 2018”, señaló el informe.

Radiografía

Uno de los sectores más dinámicos este tiempo fue el automotriz, que desde junio 2020 la participación de los patentamientos de origen nacional en las ventas totales de vehículos muestra una tendencia alcista que, en septiembre de 2021, representó el 52,6 por ciento, “el nivel más alto desde, por lo menos, 2010”.

Las pymes industriales, por ejemplo, también marcaron una evolución al tener una utilización de la capacidad instalada y de porcentaje de firmas con rentabilidad positiva con el mayor nivel en tres años y medio, según datos de la Came.

La construcción también repuntó fuerte en junio y julio, cuando se ubicó 9 por ciento por encima del promedio de 2019, a punto que julio de 2021 “fue el mejor julio de la historia, sólo por detrás de julio de 2015”.

Lacapital.com


Related posts