Industria del juguete: el Gobierno firmó la primera medida antidumping

Mientras la mayoría de los sectores productivos sufre por el incremento de las importaciones, la industria del juguete sortea el temporal apelando a una estrategia integral que incluye haber resignado este año un 15% de rentabilidad para sostener las ventas que culminarán el año con un incremento del 2%.

Con una inflación anual por encima del 40%, las empresas del juguete no pudieron trasladar toda el alza de costos a precios, para lograr sostener las ventas. «Este fue un año de transición en el que buscamos mantener la producción y el empleo», explicó el presidente de la Cámara Argentina del Juguete (CAIJ), Matías Furió.

En un contexto de delgado equilibrio, los fabricantes recibieron la semana pasada una buena noticia cuando el Ministerio de la Producción firmó la resolución 775/16 que establece la aplicación de un derecho antidumping de u$s 5,50 por kilo para los globos que ingresan desde China.

La Secretaría de Comercio había abierto el expediente para investigar el posible dumping el 19 de mayo, y tras poco más de 6 meses se confirmó el arancel mediante la resolución publicada en el Boletín Oficial el pasado 7 de diciembre, lo que constituye la primera medida antidumping firmada a favor de la industria del juguete.

«La verdad que con las autoridades estamos trabajando de forma muy articulada. Con la Secretaría de Comercio estamos haciendo una tarea importante para evitar la competencia desleal», dijo Furió.

La industria del juguete abarca tres sectores: juguetes, juegos y los artículos de cotillón y de Navidad. En ese sentido, la medida antidumping es clave ya que en el país hay 5 empresas «muy importantes» que se dedican a la fabricación de globos de caucho y los productos que ingresaban de China sin arancel «significaban un gran problema», sostuvo Furió durante un encuentro con periodistas en la sede de la CAIJ.

Además, en materia de administración del comercio, los industriales destacan la resolución 301/16 y la 172/16 que establecieron licencias no automáticas para el ingreso de planchas de Goma Eva y para artículos de Navidad, respectivamente.

Luego de un primer semestre en donde las importaciones registraron un incremento interanual del 25% como consecuencia del stock de las DJAI que se habían acumulado a diciembre de 2015, el ingreso de productos extranjeros se retrajo y en el periodo enero-noviembre las importaciones totalizan $ 130,2 millones lo que representa una suba interanual del 7%, mientras que en términos de volumen ingresaron 18 millones de kilos, lo que implica un aumento del 23%.

Con más de 200 empresas, el empleo en la industria del juguete pasó de 550 puestos en 2003 a los actuales 10 mil trabajadores lo que representa un incremento del 1.700%. Furió aclaró que «este año no ha habido despidos en el sector porque sabemos lo importante que es sostener el empleo porque invertimos mucho en la formación y capacitación de nuestros trabajadores».

Para sostener la actividad, la CAIJ lleva adelante diferentes acciones en donde la articulación público-privada «viene dando muy buenos resultados», sostuvo Furió. En ese sentido, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación abrió una licitación por $ 100 millones de la que pudieron participar sin intermediarios los fabricantes nacionales de juegos y juguetes para destinarlos a niños en situación de vulnerabilidad. En los próximos días la Secretaría de Niñez de la Nación lanzará una nueva licitación por $ 30 millones. «Antes a estas licitaciones entraban un representante, compraba y luego vendía, ahora los fabricantes pudieron vender directamente».

Otros de los aspectos, llevados a adelante por la CAIJ es la firma del acuerdo con la Subsecretaría de Comercio Interior para incorporar al rubro de juguetes y juegos al Ahora 12 y Ahora 18, para la compra en 18 cuotas sin interés. «El haber ingresado fue fundamental para las ventas del Día del Niño en donde tuvo una vigencia de apenas una semana, ahora para Navidad tenemos muy buenas expectativas», explicó Furió.

Entre las iniciativas de la CAIJ, se suma el lanzamiento de la canasta navideña de juguetes con precios sugeridos, en la que hay más de 10 productos con una oferta de 4 a 5 primeras marcas por rubro. Además, la cámara renovó el convenio con la Asociación de Supermercados Argentinos (ASU) por medio del cual el 50% de los juguetes en las góndolas son de fabricación nacional.

También, como anticipó Ámbito Biz en agosto pasado, la CAIJ firmó un acuerdo con Mattel y Hasbro por el cual los fabricantes multinacionales licenciarán productos para que sean fabricados por empresas nacionales que deberán pagar una regalía del 20% sobre el valor de venta.

AF


Related posts