Industria: qué desafíos enfrenta en el segundo semestre

Fiel estimó una caída en la actividad de la industria del 1% en junio y advirtió por el endurecimiento del cepo. El “Plan Puente Verde” del BCRA para pasar el invierno.

La industria tuvo en junio una caída del 1% mensual y consolidó su estancamiento respecto a diciembre pasado, producto fundamentalmente de los problemas logísticos derivados del faltante de gasoil. A partir de julio se espera una tendencia similar debido a las restricciones de acceso a dólares para importación, el salto de la brecha cambiaria y la aceleración inflacionaria con efecto sobre el consumo. El Gobierno busca un “puente de tiempo” hasta que termine la demanda de divisas para comprar energía durante el invierno y así poder flexibilizar el acceso de las empresas a insumos.

Estos datos contrastan con los que publicó el Centro de Estudios para la Producción XXI, del Ministerio de Desarrollo Productivo, sobre una leve mejora sectorial del 0,3% en el sexto mes. De todas formas, hasta mayo la industria operaba 3,1% por debajo de los niveles de diciembre, por lo que ese avance no alcanza para revertir la tendencia de estancamiento que se observa desde el comienzo del año.

Por otro lado, Fiel explicó que desde abril, y con la caída que arrojó su indicador en junio, “hay una pérdida del dinamismo de la actividad industrial”. “Hacia julio las autoridades han profundizado las medidas para la administración de las divisas, con resultados dispares entre sectores en términos de acceso. El desorden en el frente cambiario ha impactado el normal desarrollo de los negocios. A lo anterior se suman conflictos puntuales como el que afecta a la producción de neumáticos”, advirtieron

La UIA advirtió por estos factores de “incertidumbre” para el segundo semestre a los que sumó la aceleración inflacionaria y su impacto en la demanda agregada, el encarecimiento del crédito con su consecuente efecto negativo sobre el consumo y la inversión, además del difícil contexto internacional. Sin embargo, la demanda más urgente de los industriales, sobre todo pymes, tiene que ver con el endurecimiento del cepo de acceso a dólares para importar insumos.

Por su parte, el BCRA apunta a lo que la consultora Sarandí llamó un “Plan Puente Verde” para pasar el invierno, el cual “descansa sobre la posibilidad de llegar al mes de septiembre, cuando se reducen los pagos externos por combustible, mientras que el sector cerealero deberá aumentar las liquidaciones para dotarse de implementos de cara a la próxima campaña”. Sobre el último punto, la autoridad monetaria aplicó este martes un incentivo para que los productores liquiden más rápido su cosecha por el que esperan obtener al menos USD 2.500 millones hasta agosto, que es el límite de vigencia de la medida.

Mientras, el Gobierno permitió algunas flexibilizaciones de acceso a divisas en las últimas semanas. Tal es el caso de la liberación del mercado de cambio para el pago de importaciones de los insumos que salieron de puerto de origen antes del 27 de junio pasado. En ese marco, no está descartado que pueda haber más medidas en ese sentido.

De hecho, el ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, dijo que se están fijando “prioridades para las importaciones y los insumos para la producción”, en el marco de una reunión que mantuvo con representantes de la Confederación de Sindicatos Industriales de la República Argentina en la sede de Smata. “Estamos ordenando sector por sector, como por ejemplo la actividad de las automotrices, generando acuerdos con todas las autopartes para vehículos que se exportan”, precisó el funcionario.

http://www.baenegocios.com.ar

Comparte:

Noticias relacionadas