Industriales buscarán «soluciones y paliativos» a la inflación

Funes de Rioja encabezó esta tarde una nueva reunión del Consejo General de la UIA, en el que se aprobó el documento “Propuestas UIA para un desarrollo productivo federal, sustentable e inclusivo”, un trabajo que la central fabril presentará al Gobierno nacional y otras actores sociales y políticos con el objetivo de impulsar la inversión, el empleo, el entramado industrial y las exportaciones.

En una rueda de prensa virtual tras la reunión del Consejo y poco después de que el Indec diera a conocer el índice de precios al consumidor de 4,7% de febrero, Funes de Rioja dijo que «la inflación tiene un efecto multicausal reconocido por el Gobierno y para los industriales que piensan en inversión productiva, en crecimiento y previsibilidad, la inflación no es un buen dato«.

Al respecto, señaló el compromiso de la UIA de «seguir tratando de construir y no de destruir» al enfatizar que «los actores sociales tuvieron la capacidad de adaptación para tener en cuenta el contenido del poder adquisitivo del salario y la subsistencia de las pymes, mucho más expuestas a procesos de volatilidad como la inflación».

Ante la incertidumbre de la pandemia, el conflicto internacional en Ucrania y las medidas que toman la Unión Europea, Estados Unidos y Rusia «agregan factores» como la volatilidad del precio de los insumos, no solo de los commodities que requiere «buscar soluciones y paliativos».

El dólar y el régimen laboral

Entre otras definiciones, Funes de Rioja dijo sobre el tipo de cambio que «las brechas no son buenas para la economía en general ni para la estabilización de la macroeconomía para invertir a largo plazo».

En lo que respecta a las medidas existentes en el campo laboral, el dirigente empresario dijo que «pueden tener una justificación en la excepcionalidad pero terminan inhibiendo la contratación».

«Cuantos más incentivos se hagan para la generación de empleo genuino en el sector privado y formal, registrado socialmente protegido, cuanto menos vallas, mejor», dijo a tono con el contenido del trabajo presentado hoy por la UIA.

El documento -que lleva por título el «Libro Blanco»– refleja «propuestas concretas para avanzar en los muchos y complejos desafíos socioeconómicos que tiene Argentina” elaboradas a partir de los aportes de las cámaras socias y ordenadas en las dimensiones de iniciativas parlamentarias, desarrollo federal y competitividad y productividad que incluye más de 100 medidas estructurales.

En cuanto a las iniciativas parlamentarias que propone la UIA se menciona una agenda para dinamizar la inversión vía incentivos fiscales, económicos, con propuestas para una simplificación tributaria que permita reducir la carga administrativa y adecuar la normativa en iniciativas sin impacto fiscal.

También se propone abordar propuestas laborales y fiscales para generar empleo formal e iniciativas para fortalecer la educación y la formación profesional, y un paquete de medidas para fomentar el desarrollo PyME con una perspectiva federal.

Además buscan impulsar un conjunto de medidas de fomento para el desarrollo de las exportaciones industriales que abarca la readecuación del sistema de derechos y reintegros de exportación, tasa estadística, drawback, promoción del forfaiting, entre las principales acciones.

Las propuestas de desarrollo federal cuentan con un apartado vinculado a la importancia de las políticas activas orientadas a reducir las asimetrías entre regiones, y contempla un Plan de Infraestructura Federal con propuestas para cada una de las regiones en materia tributaria, de infraestructura y de incentivos industriales.

En función de sostener la recuperación de 2021 y transformarla en crecimiento, las iniciativas del documento busca alcanzar que la actividad industrial crezca un 27% para recuperar el máximo per cápita; crear 268.000 puestos para alcanzar el ratio de 30,1 puestos por cada mil habitantes.

También se reconoce como objetivo que las exportaciones industriales aumenten USD 14.200 M para retornar al máximo per cápita (950 USD per cápita) y la creación de 7.400 empresas exportadoras para alcanzar el máximo histórico de 3,7 empresas cada 10.000 habitantes y brindar sostenibilidad a un proceso de crecimiento en materia de sector externo.

Baenegocios.com

Comparte:

Noticias relacionadas