Industriales sanjuaninos creen que hay reactivación en el sector

Si bien hay dos tradicionales firmas de San Juan, como la Cerámica San José y la empresa Itec, que tienen serios problemas y su futuro es incierto, en la mayoría de las industrias locales hablan de reactivación y de mayor uso de las instalaciones fabriles. Los representantes del sector dicen que el fenómeno se percibe sobre todo en el último trimestre en el ámbito vinculado a la construcción y sus actividades anexas, como la producción de pisos y revestimientos, la minería no metalífera, por ejemplo cales y cemento, y la elaboración de pinturas, además de las autopartistas del sector automotriz. Y entre las actividades que mencionan que siguen con dificultades se encuentran las textiles, la elaboración de calzados, las químicas y las compañías de plásticos.

Hace pocos días se conoció que, según datos del Indec, en agosto pasado la industria a nivel nacional alcanzó una utilización de su capacidad instalada del 67,3%, el registro promedio más alto del año (ver aparte). Gustavo Fernández, vicepresidente de la Unión Industrial de San Juan, analizó que ese fenómeno también se registra en la provincia, con especial énfasis en el trimestre de julio, agosto y septiembre, en un movimiento generado sobre todo a partir de la construcción, tanto de obra pública como en el sector privado. «La que está traccionando fuerte es la construcción», dijo el empresario, y que las actividades en las que más se nota son en la minería no metalífera, como cales y cementos, la fabricación de pisos y revestimientos y de pinturas. También mencionó que la actividad automotriz, por la mayor venta de autos, ha generado también más movimiento en las autopartistas. La excepción en ambos casos son la Cerámica San José y la Itec, que están pasando por serios problemas.

Hugo Goransky, titular de la Unión Industrial, sostuvo que «hay un comportamiento dispar según el sector» y puso como ejemplo de los que tienen mayor actividad la construcción, la metalmecánica y el ámbito automotriz.

En ese sentido, Norberto Taranto, propietario de la autopartista que lleva su nombre, mencionó que en su empresa hay mayor actividad, pero fundamentalmente por las ventas a Brasil, «un mercado que se está recuperando», dijo. En el caso del mercado argentino dijo que hay mucha expectativa para el próximo trimestre. Entre los déficits del sector, el empresario mencionó que «todavía nos falta ser competitivos porque el famoso costo argentino todavía es muy alto». Y reclamó, por ejemplo, como una necesidad del sector, que haya créditos para la reparación de vehículos, «en particular para la rectificación de motores, así como hay préstamos para la construcción de viviendas».

Otra actividad que está estancada es la vinculada a los alimentos, por falta de crecimiento del consumo. En San Juan hay una industria directamente vinculada al sector, como Packall SRL, que fabrica film para envolver comestibles. Omar Staiger, representante de la empresa, señaló que en julio y agosto tuvieron buenas ventas, pero que por los costos todavía no pueden exportar.

El panorama nacional

La industria en el país alcanzó en agosto una utilización de su capacidad instalada del 67,3% y fue el registro promedio más alto del año, según dio a conocer el Indec. En los últimos dos años, el nivel de agosto fue solo superado por noviembre del año pasado, cuando llegó al 68,4%. Sin embargo, la industria todavía no alcanza el nivel que tenía en agosto de 2015, cuando el promedio fue del 71,2%. La industria de papel y cartón alcanzó el promedio más alto de utilización de su capacidad productiva con un 88% y el más bajo fue la producción automotriz, con un 55,1%.

Diario de Cuyo


Related posts