Informe de la UIA: La grieta del financiamiento en las fábricas

Allí surgió una grieta entre las empresas que pudieron acceder al financiamiento de las que no lo lograron; e incluso otra diferencia que puede imponer una fragmentación en la historia hacia adelante: las que consiguieron crédito beneficioso de aquellas que debieron endeudarse con condiciones adversas y que ahora se encuentran con una situación crediticia límite.

«El acceso al crédito sigue siendo una de las cuestiones que revisten mayor preocupación para los encuestados. El 54% de las empresas aumentó su demanda de crédito, pero solo un 40% afirmó haber accedido al monto requerido«, destacó la UIA en el informe cualitativo que puso en marcha el área Joven de la entidad y que fue instrumentado por el Centro de Estudios.

Esta disparidad generó que «la brecha en materia de acceso al crédito se amplía en el caso de empresas con caída de las ventas: el 66% de empresas enfrentó mayor demanda, pero solo el 35% pudo acceder al monto requerido». «Respecto de los programas de crédito, la línea del 24% llegó a un 47% de empresas, mientras que la de las garantías del Fogar a un 10% de establecimientos y persiste la necesidad de brindar asistencia a las empresas en situación más vulnerable», destacó la entidad fabril.

Y lanzó una dura advertencia: «Este panorama indica un mayor riesgo de fragmentación productiva, dada la dispar recuperación a nivel sectorial y regional, el desigual acceso al crédito entre las empresas y las distintas capacidades para enfrentar las nuevas exigencias operativas de adecuación a los protocolos. Contemplar estas variables es central para preservar el tejido productivo de cara a una recuperación sostenible».

Menos ATP, más atrasos

Según la UIA, «ante la caída de los ingresos por ventas y los problemas en la cadena de pagos, las empresas incrementaron el stock de sus deudas», y a pesar de los auxilios financieros y del Estado, «nuevamente, hubo importantes atrasos en diferentes rubros como impuestos (31% de empresas con atrasos), compromisos financieros (21%), pagos a proveedores (16%) y tarifas de servicios (12%)».

«Pese a que en general la tasa de incumplimiento de estos pagos fue menor a la registrada en relevamientos previos, los datos indican un mayor atraso en pago de salarios -el 8% de empresas no pudo pagarlos, contra el 3% registrado en el
relevamiento anterior-
«.

El relevaniento publicado por el CEU de la UIA señaló que, a los problemas de atrasos salariales, se sumó la dificultad para el pago del medio aguinaldo, ya que un 17% de empresas que no pudo cubrirlo. «Este aumento coincide con una menor incidencia del ATP, que alcanzó al 42% de empresas, en comparación al 63% registrado en el relevamiento previo», señaló el informe.

Baenegocios.com


Related posts